Álan Salazar Arias

368

Egresado del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la licenciatura en Diseño Gráfico, culminó con un promedio de 95.8, por lo que fue reconocido como uno de los mejores promedios del examen CENEVAL, hecho que lo deja sorprendido y a la vez satisfecho por su desempeño.

“Me motiva demasiado, era algo que no esperaba, me deja sorprendido y estoy contento. Ahora los planes son buscar trabajo y en un futuro hacer algo yo solo, poner mi estudio o si en la empresa en la que trabajo hay oportunidad de crecer, aprovecharla”.

Su gusto por el diseño surgió debido a que siempre le ha gustado dibujar y la creatividad.

“Cada vez me fue gustando más, ya que no sólo es dibujar, es investigar, es tener un trasfondo de todo lo que estás haciendo. Esto hace que el proyecto se haga más completo y de verdad funcione”.

Considera que los principales retos para los nuevos diseñadores son el hecho de englobar todo y que todas las piezas que integran un proyecto sean un conjunto, y que funciones de una manera tal que una se apoye en otra.

“Me inspira la cultura mexicana, suelo buscar algo que se relacione en cada proyecto, además de las ganas de hacer algo bien. Esta carrera te llena de muchas satisfacciones. Mi filosofía es que todo al final va a estar bien y si no está bien es que no es el final y hay que seguirle echando ganas”.