Actualizan a profesionales de México y Uruguay en sanidad animal

Concluyen convenio de colaboración entre CUCBA y la Universidad de la República de Uruguay con el apoyo de los gobiernos de ambos países

409
Foto: Com. Soc. UdeG

Al menos 150 investigadores, productores avícolas, funcionarios de gobierno, miembros de la sociedad civil, entre los cuales se encuentran 40 académicos y 60 estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), se han beneficiado con el convenio de colaboración que este plantel realizó con la Universidad de la República de Uruguay (UDELAR).

Gracias a este convenio los expertos ofrecieron asesoría, actividades de actualización y formación, trabajo de análisis y diagnóstico gratuito sobre enfermedades avícolas a pequeños productores y microempresarios de Jalisco y de la ciudad de Montevideo, con la intención de monitorear y detectar padecimientos que ponen en riesgo la salud de las aves, explicó Mauricio Realpe Quintero, Director del Laboratorio de Investigación del Hospital de Pequeñas Especies del CUCBA y responsable del proyecto por parte de México.

“Porque nos interesa la salud humana y ésta depende de que la salud animal esté asegurada, propusimos una iniciativa de cooperación internacional para fortalecer las capacidades de sanidad animal y hacer una red de supervisión epidemiológica y análisis en profundidad de las enfermedades que afectan a las aves de corral en ambos países”.

Expertos del CUCBA y de la facultad de ciencias de la UDELAR realizan en ese centro de la UdeG trabajo de actualización y formación, y el próximo 4 de marzo tendrán una reunión de cierre de actividades de este proyecto que en un inicio sería por dos años, pero que se prolongó a tres por la pandemia por COVID-19.

Foto: Com. Soc. UdeG

“Tuvimos una reunión de coordinación con los responsables y además capacitamos a algunos miembros de la comunidad universitaria en temas como el análisis de datos e información, acerca de las enfermedades animales, es decir, bioinformática para que cuando los investigadores obtengan datos e información de los virus y agentes infecciosos, a partir de eso, puedan definir las variantes”, indicó.

Con apoyo de la Agencia Mexicana para la Cooperación y Desarrollo Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación, tuvieron acceso a recursos para el intercambio de formación de recursos humanos, transferencia de tecnología y fortalecimiento de capacidades institucionales en ambos países, mediante cursos virtuales y simposios, además de la formación de recursos humanos.

Esto benefició a quienes realizan investigación pero también a quienes están relacionados en áreas como la asignación de recursos a programas de sanidad animal, las cadenas de suministros de alimentos de origen animal y a los cuidadores. 

Realpe Quintero señaló que con toda la información y áreas de oportunidad que se detectaron podría haber una segunda fase del proyecto, aunque esto dependerá de la asignación de recursos por las instituciones mexicanas y uruguayas.