Metropolitano promesas incumplidas

428

La perturbación ecológica que traerán los Juegos Panamericanos al Parque Metropolitano, luego de la mutilación de 11 hectáreas para construir el estadio de tenis y el complejo acuático, no tendrá la compensación prometida en el 2008. De los 240 millones que se iban a destinar en la remodelación del área verde sólo hay 14 millones, acepta la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedeur), lo que equivale a 5.83 por ciento de lo contemplado inicialmente.
El 3 de diciembre del 2008 fue cuando el gobernador, Emilio González Márquez, y el director del CODE, Carlos Andrade Garín anunciaron que los estadios traerían un beneficio colateral en las 108 hectáreas que le quedarían al parque luego de la mutilación, al igual que el coordinador de Innovación y Desarrollo, Herbert Taylor.
En ese evento, el gobernador se mostraba convencido de la decisión de poner ahí los estadios, y de impulsar al mismo tiempo una supuesta renovación del parque. “A partir de este año vamos a invertir en la recuperación del Parque Metropolitano lo que en condiciones normales sería en 35 años”, señaló al micrófono.
“Los Juegos Panamericanos son para nosotros, para mejorar la calidad de vida de todos los que vivimos en la gran Guadalajara”.
Ahora en el 2010, el encargado de las obras de remodelación del Metropolitano y de todos los entornos de las sedes de los Juegos Panamericanos, Manuel Becerra Arthur, director general Sectorial de Sedeur, acepta que no hay dinero, pero justifica la mutilación del parque. “Es muy fácil de entender y se lo voy a poner de esta manera. Si yo quiero ir a ir a un baile de etiqueta me tengo que poner un frac, un esmoquin o una corbata por lo menos si no, no entro, no me dejan entrar y me interesa mucho porque voy a bailar con alguien que me está esperando; si el estadio de tenis y las albercas no se hubieran puesto en ese sitio el parque no tendría recursos y ni siquiera este proyecto existiría, es decir, gracias que se pusieron ahí las canchas de tenis y la alberca se pudieron conseguir recursos de todo lo que vamos a hacer en el parque”, señaló en entrevista.
“Lo que tiene el proyecto de cómo va a quedar el Parque Metropolitano es de un lenguaje espacial muy notorio, es como cuando uno va a las pirámides de Egipto, es tan sencilla la forma geométrica que tiene una contundencia en su imagen, absoluta, y lo mismo está sucediendo con este proyecto que tiene una imagen que cuando esté listo no se nos va a olvidar”.
Pero en la misma conversación reconoce que el dinero que tienen no les alcanza para cumplir los sueños de grandeza del Parque Metropolitano, y que se irán construyendo conforme se consigan recursos, para lo cual buscarán apoyos en instancias internacionales, porque en lo local no hay. “Se habían pensado en 70 millones de pesos, y lo voy a aclarar, y lo voy a precisar, para el año pasado, y para este año 170 y nos hemos quedado solamente con 14”, menciona. “Es un mal panorama pero así es, no somos los únicos.
“Solamente van a estar listas las pistas paralelas (para correr), el anillo de jacarandas, la señalización, la nueva imagen gráfica del Parque Metropolitano, su nuevo letrero, el nuevo logotipo, la identidad eso también va a estar listo y aspiramos a recuperar recursos para terminarlo realmente porque el proyecto es muy ambicioso”.
 
El parque modelo
El 24 de abril del 2009, el gobierno del Estado decidió que fuera el despacho de arquitectos Hariri, de Monterrey, el encargado de realizar un nuevo proyecto ejecutivo del que sería el renovado Parque Metropolitano.
La representante de esa empresa, Claudia Harari, dijo entonces, que el Metropolitano tendría un parque acuático, un parque extremo, lagunas, una plaza lineal, un espacio ecológico que incluye un mariposario y vivero, un bosque de reserva natural y otro lineal.
También se mencionaba que, para hacer autofinanciable el parque habría espacios para ubicar restaurantes y cafés, una nueva iluminación, módulos de atención médica y un mirador elevado para observar la ciudad.
El Metropolitano es un área verde que es administrada por la Sedeur, al igual que el Parque Solidaridad, en el oriente de la zona metropolitana, y el Parque Montenegro, ubicado por la carretera a Chapala.
A lo largo de los años, el Parque Metropolitano tiene antecedentes de manejos turbios.
En 1989 se realizó su expropiación al Ejido Jocotán y el 18 de julio de 1990 el Congreso del Estado, mediante un Decreto, le crea un Organismo Público Descentralizado del Gobierno del Estado para su administración.
En el gobierno estatal de Guillermo Cosío Vidaurri, quien gobernó Jalisco entre 1989 y 1992, inició la construcción del parque ecológico, pero a su salida comenzaron los problemas. El gobernador sustituto, Carlos Rivera Aceves, modificó el proyecto para contemplar incluso bares en ese espacio, y pretendió venderle 13 hectáreas del área verde a la Universidad Panamericana, colindante con el predio, para que pusieran un estacionamiento.
En la administración estatal de Alberto Cárdenas Jiménez se realizó un nuevo proyecto de parque, que para financiarlo y dejar un parque con lagos, auditorio y una completa infraestructura se vendieron 5.5 hectáreas de terrenos para construir vivienda, y los cerca de 100 millones de pesos que salieron de esa venta se esfumaron.
Los malos manejos administrativos llevaron a la cárcel al biólogo Eduardo ívalos Guzmán, director general del Organismo Público Descentralizado en la administración de Alberto Cárdenas, aunque el monto de las irregularidades detectadas sólo sumaron  un millón 337 mil 134 pesos.
 En la administración del gobernador Francisco Ramírez Acuña, el mandatario decidió, fuera de la ley, pagarle a la Universidad Panamericana una indemnización con dinero público, por no venderle las 13 hectáreas que quería la institución educativa, entregándole 20 millones de pesos.
 Ahora, en la administración de Emilio González Márquez, a pesar de que el decreto de creación del Organismo Público Descentralizado señala que el Metropolitano debe ser un espacio con fines ecológicos, se comenzaron a construir los estadios sin Manifestación de Impacto Ambiental alguna, situación de la que levantó actas la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente donde decidieron no aplicar sanciones, y dejarle el asunto al Ayuntamiento de Zapopan.

Impulsor del parque lamenta los proyectos

A 20 años de iniciarse la construcción del Parque Metropolitano, Octavio Velasco, impulsor de este espacio, y creador del primer proyecto arquitectónico del área verde que aprobaran diputados de todos los partidos en 1990, considera que aún es tiempo de salvar el parque, de frenar las mutilaciones, y de evitar que los intereses comerciales se impongan.
De hecho, Velasco hace una severa crítica al establecimiento de infraestructura destinada a los Juegos Panamericanos dentro de un área que tiene otros fines. “En Nueva York los Yankees acaban de estrenar su nuevo estadio y nunca pensaron en mutilar el Central Park porque es un área ecológica modelo en el mundo y acá debieron haber hecho lo mismo, respetar eso y tomar otras áreas para ese desarrollo”, argumenta.
Sobre el modelo mercantilista que se puede ver en todo el parque, Octavio Velasco concluye: “Desgraciadamente se ha querido cambiar la idea original que era un proyecto ecológico en un proyecto comercial y, desgraciadamente, el proyecto original, quienes lo conocieron, lo aplaudieron y lo autorizaron ahora están un poco olvidados y las personas nuevas que toman las decisiones desgraciadamente no conocen el proyecto original”.