Mensaje del Dr. Miguel Ángel Navarro Navarro con motivo del homenaje luctuoso al escritor Fernando del Paso

368

Muy querida Socorro:

Estimados Fernando, Paulina, Alejandro y Adriana;

María Cristina García Cepeda, Secretaria de Cultura del Gobierno Federal;

Mtro. Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador Constitucional del Estado de Jalisco;

Diputado Salvador Caro Cabrera, Presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Jalisco;

Magistrado Mtro. Ricardo Suro Esteves, Presidente del Supremo Tribunal de Jalisco;

Lic. Raúl Padilla López, Presidente de la Fundación Universidad de Guadalajara;

Dra. Carmen E. Rodriguez Armenta, Vicerrectora Ejecutiva;

Mtro. José Alfredo Peña Ramos; Secretario General;

Distinguidos ex-rectores generales de esta Casa de Estudio;

Compañeros Universitarios:

Amigos de la comunidad cultural y periodistas que nos acompañan:

Con profundo pesar nos hemos reunido el día de hoy para rendir un acto luctuoso al maestro Fernando del Paso Morante, escritor universal, dibujante, pintor, diplomático y miembro destacado de nuestra comunidad universitaria.

Lamentamos muchísimo que se nos haya ido uno de los humanistas más brillantes que nos quedaban; uno de los más admirados escritores e intelectuales de todos los tiempos y de todas las latitudes.

En nombre de la Universidad de Guadalajara, expreso nuestro más sentido y profundo pésame a su esposa, hijos, familiares y amigos.

A través de esta ceremonia despedimos a un entrañable compañero y a uno de los universitarios que más han enaltecido a nuestra Alma Mater, que fue y seguirá siendo su casa.

No cabe duda que don Fernando del Paso permanecerá en la memoria de muchos, pero más en los que tuvimos la fortuna de compartir con él una época; un proyecto educativo; una causa social, cultural y artística.

Seguirá vivo en el Corazón de León de esta comunidad universitaria que tendrá que continuar sin su presencia física, sin el cobijo de un grande, sin su sabiduría y su gentileza.

Entre sus obras más leídas y de enorme sensibilidad poética, erudición y riqueza recordamos José Trigo, Palinuro de México y Noticias del Imperio . Se trata de auténticos legados a las letras que aportan al mundo parte de nuestra cultura, nuestras costumbres y nuestra idiosincrasia.

En la próxima Feria Internacional del Libro de Guadalajara que inicia el sábado 24 de noviembre, de la cual fue un promotor incansable, presentaría su más reciente y último título La Muerte se va a Granada.

Estoy seguro que se llevará a cabo como está programado, pero con la ausencia física de su creador, y con la añoranza de la gran cantidad de lectores que lo admiran y que no podrán gozar de sus reflexiones profundas, de sus críticas contundentes, de sus palabras salpicadas de un humor fino, inteligente e inigualable.

Estos atributos, y otros más, lo situaron como uno de los escritores más importantes del idioma español, aspecto que se hizo evidente en los premios y reconocimientos que recibió, entre los que destacan: el premio “Rómulo Gallegos” en 1982; “Premio Radio Nacional de España” en 1986; “Premio Nacional de Lingüística y Literatura” en 1991; “Premio FIL de Literatura 2007” y, el premio internacional Alfonso Reyes en 2014.

Sin dudarlo, el mayor reconocimiento internacional otorgado a nuestro querido maestro fue el Premio Cervantes de Literatura 2015, que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Se trata del más alto galardón de las letras en español, conferido a Don Fernando por “sus novelas llenas de riesgo, (que) retienen episodios fundamentales de la historia de México.”

Asimismo, el pasado mes de mayo el Instituto Cervantes de España abrió una nueva sede con el nombre de este genial escritor , y durante el mes de septiembre, el Fondo de Cultura Económica abrió su segunda sucursal en Colombia en su honor.

Para nuestra comunidad, el legado de Fernando del Paso perdurará no sólo por sus invaluables aportes artísticos y literarios, sino por la empatía y sentido de pertenencia que supo cultivar con la Universidad de Guadalajara.

Desde que  ingresó a esta institución hace 26 años, para asumir la dirección de la Biblioteca Iberoamericana “Octavio Paz”, Fernando del Paso desarrolló una fructífera y entrañable relación con el estado de Jalisco y por supuesto, con nuestra Casa de Estudio.

El propio Fernando del Paso —al recibir el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Guadalajara—, afirmó que había habido cuatro universidades en su vida: la UNAM, donde estudió el Bachillerato y la licenciatura en Economía; la Universidad de Iowa, en la que participó en el International Writing Program; la Universidad de Notre Dame y, según sus palabras:

“…la cuarta es la Universidad de Guadalajara a la que llegué hace más de veinte años con tres novelas bajo el brazo… Durante mi estancia en esta Universidad, y gracias al patrocinio y apoyo moral y económico … he escrito una obra de teatro en verso…  un libro de poemas… cinco libros para niños, un thriller… y… el primer tomo de “Bajo la sombra de la Historia” … Y (he) participado en dos o tres manifestaciones de la UdeG en reclamo del presupuesto prometido y necesario.”

De la transcendencia que para nosotros tienen la vida y obra de Fernando del Paso, dan cuenta los homenajes, reconocimientos y títulos que esta comunidad le otorgó, entre los que destacan: el nombramiento de Maestro Emérito, en 2005; en 2007, se asignó su nombre a la Biblioteca del Centro Universitario de la Ciénega, y en 2011 a la Biblioteca de la Escuela Preparatoria Número 8; en 2013 el Consejo General Universitario le confirió el título de Doctor Honoris Causa; en 2015 la Federación de Estudiantes Universitarios le otorgó la presea “Corazón de León” ; el año pasado se le brindó un homenaje en el VII (séptimo) Encuentro Internacional de Poetas y Arte, y, en octubre de 2017, se inauguró la Cátedra de Arte, Poética y Literatura “Fernando del Paso”.

Por último, en fecha reciente se llevó a cabo el coloquio Palinuro de México, a 50 años del 68. Reflexiones de la obra de Fernando del Paso. 

Apreciable público: hoy quiero dar las gracias a Don Fernando por la luz de su inteligencia que compartió generosamente con los universitarios; gracias por ser un ejemplo, un orgullo y un baluarte de las letras de México para el mundo; gracias por hacernos herederos de una obra que enriquece nuestra lengua y nuestra identidad.

Don Fernando no se irá del todo; permanecerá en la memoria de los universitarios que lo tenemos como un firme cimiento que ni el tiempo ni las vicisitudes lograrán derribar.

Hoy le honramos con la dignidad que merece, y nos despedimos con sus propias palabras [cito]: “Nunca somos lo que fuimos ayer, nunca seremos mañana los mismos de hoy… la vida se nos escapa imitándonos a nosotros mismos y tratando, como Kafka, de solucionar el enigma de nuestra propia identidad.”

¡Hasta siempre compañero y amigo!

Paraninfo Enrique Díaz de León.

15  de noviembre de 2018