Los colores de la diversidad

96

Maguey está listo. Sus actividades se realizarán del 4 hasta 8 de marzo, dentro del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y cuyo objetivo es reconocer lo mejor de la pantalla grande en la temática de diversidad sexual, asegura Pavel Cortés, quien dirige y programa dicho premio.
El premio nació el año pasado dentro del FICG, como una sección paralela. Ante la excelente respuesta de los cinéfilos y expositores, “en esta edición 2013 se convierte en una sección oficial de competencia”, dice Pavel Cortés.
El Premio Maguey es entregado al cine abierto e incluyente que difunda y promueva narrativas que presenten una sexualidad abierta y distinta.
En estos días competirán 18 películas internacionales que representan a distintos países, entre éstos, España, Argentina, Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y México.
“Las películas participantes hablan de la diversidad sexual, del cine lésbico, del cambio de sexo, conflictos como si se es o no, homosexual. Son historias que conforman una gama de expresiones de distintas preferencias sexuales. Son películas innovadoras que generan su propio lenguaje cinematográfico”, enfatiza Cortés.
Continuarán entregando premios paralelos, entre éstos, el Homenaje póstumo Premio Maguey para los grandes cineastas muertos, pero que al ser generadores de extraordinarios discursos fílmicos, siguen vivos en sus obras.
El Premio Maguey activista reconoce la personalidad de aquellos que mediante su arte promueven abiertamente una postura a favor de los derechos de la comunidad lésbico gay, de bisexuales y de personas transgénero.
El Premio Maguey cine de culto reconoce el trabajo de aquellos directores que han generado una cinematografía propia.
Las sedes oficiales para mostrar estas historias de diversidad sexual, serán el Estudio Diana y las instalaciones del Laboratorio de Arte Variedades (Larva).
“Con apoyo del ayuntamiento de Guadalajara nos extendimos con las sedes. Teníamos el Estudio Diana y ahora es sede oficial el Larva, lo cual resulta maravilloso, porque es un punto de encuentro de la ciudad, ya que está en el centro, en el corazón de Guadalajara. El público que ingresará a las salas puede ser distinto a lo que estamos acostumbrados a recibir en el festival. Será una gran experiencia”, indica Pavel Cortés.
Las noches en Larva serán de Maguey y en ese recinto para la proyección de las algunas películas estará presente el talento, es decir, los actores y directores que hicieron posible la historia. Los directores confirmados que asistirán al festival de todas las películas participantes, son Matthew Mishory, Rashaad Ernesto Green, Joshua Sánchez, Aurora Guerrero, Ester Martin Bergsmark y Omar Yñigo.
“Es una selección impecable lo que veremos en las noches de Larva, por el Premio Maguey. Lo veremos en el cine, que es la mejor invitación a la reflexión sobre los problemas sociales que vivimos, sobre cuestiones humanas, acerca de quiénes somos, a dónde vamos y dónde vivimos”, comenta Cortés.
    El que también es jurado del Teddy Award en la Berlinale, detalla que habrá proyecciones especiales en el Cineforo y Expo Guadalajara. “Proyectaremos una retrospectiva del artista que creó el cine-minuto para promocionar el Premio Maguey de esta edición. Mientras que los galardones del Premio Maguey que fueron hechos por el artista Adrián Guerrero, serán intervenidos por cuatro artistas: Rita Basulto, Mónica Leyva, Julia&Renata y Mariana Ramos y estarán exhibiéndose en Expo Guadalajara, para luego ser entregados del 4 hasta 8 de marzo”.

Filmes polémicos
Pavel Cortés cuenta que el Premio Maguey hace referencia a varios premios otorgados a lo largo la historia de la cinematografía internacional, como el Teddy Award dentro de la Bernilane del Festival Internacional de Cine Berlín, el Sebastián en España y el Queer Palm en Cannes.
El evento del Premio Maguey arrancará con la película ganadora de 2013 del Teddy Award, En el nombre de, dirigida por la polaca Malgoska Szumowska, que cuenta la historia de “el padre Adam”, quien se hace cargo de una pequeña parroquia y organiza un centro comunitario para niños con pasados difíciles. Su energía es apreciada por la gente del lugar y lo aceptan como uno de los suyos. Todos desean acercarse al párroco, se alimentan de su vitalidad y poder, pero nadie sabe que alberga su propio secreto.
Finalmente, las sospechas de los aldeanos son confirmadas y el padre Adam se convierte en el enemigo de la comunidad. “En el nombre de puede resultar en nuestro país una película polémica, pero es una excelente oportunidad para desmitificar temas tan arraigados como la homosexualidad versus religión”, comenta Cortés.
También en colaboración con los festivales brasileños Diversidade em Animação (DIVA) y el Festival de Cine Gay de Río de Janeiro (Río FGC), el Premio Maguey tiene este año, como una de sus principales actividades, la programación de una selección de cortometrajes internacionales con temática queer.
Aunque no serán parte de la competencia del Premio Maguey, los cortometrajes complementarán el programa de largometrajes, integrados por primera ocasión a la sección oficial.

Cine hecho en México
Quien compite por México para mejor película al Premio Maguey es Omar Yñigo, productor, director, actor y guionista nacido en Tijuana y quien presenta su primer largometraje llamado Marcelo, historia de un joven que siente haber encontrado la encarnación de su superhéroe favorito en Julio, su problemático y excéntrico vecino, cuyo sueño más grande es convertirse en estrella porno. La señora Martha, que sigue tratando a su hijo Marcelo como a un niño, nunca permitirá que una relación de esa naturaleza prospere. Trastornada, hará cualquier cosa para proteger lo único que le queda en el mundo.
“Esta película está protagonizada por Aron Díaz y Héctor Jiménez. Será interesante ver a un actor de telenovelas interpretando el papel de un homosexual”, asevera Cortés.
El encargado del Premio Maguey explica: “Todas las películas que tratan de diversidad sexual, independientemente de la sección competitiva en que se encuentren en el FICG, compiten por el Premio Maguey, aunque no sean parte estricta de Maguey. Es interesante, porque en la competencia de Documental iberoamericano tenemos una producción de Roberto Fiesco, que llamada Quebranto, y que trata sobre el cambio de sexo, con un personaje real”.
Quebranto relata la vida de Fernando García Ortega, personaje que durante su niñez logró hacerse de fama como el actor infantil “Pinolito” y que figuraba como una de las grandes promesas del cine mexicano, pero al crecer y tomar la drástica decisión de adoptar una nueva identidad de género y convertirse en Coral Bonelli, su vida profesional dio un giro de 180 grados y comenzó a desvanecerse poco a poco, hasta convertirse en un lejano y doloroso recuerdo.
“México vive un momento privilegiado, por la apertura, el respeto a los derechos y a expresar libremente la sexualidad y eso se refleja en el cine”, dice Cortés.

Jurado en el Premio Maguey
Alexander Mello, director de la compañía Cromakey Produção de Eventos e Filmes; Darryl Macdonald, director de Festival Internacional de Cine Palm Springs; Ingrid Ryberg, doctora en estudios cinematográficos y miembro del equipo de investigadores del Departamento de Ciencias de la Información, de la Universidad de Estocolmo; Juan Carlos Arciniegas, periodista colombiano, crítico de cine y presentador de televisión; Kevin Murphy, programador de artes visuales y artista radicado en Berlín y miembro del comité de selección del Talent Campus del Festival Internacional de Cine de Berlín.