La universidad se fortalece

266

El reciente año de actividades dejó un balance positivo para la Universidad de Guadalajara: una institución más cohesionada y fortalecida; con mayor cobertura; mejores indicadores de calidad y con una planta de investigadores de alto nivel consolidada. Asimismo, hay remarcados logros en las áreas de cooperación internacional, de difusión de la cultura y de movilidad estudiantil, destacó el Rector general Marco Antonio Cortés Guardado en su Tercer Informe de Actividades 2010-2011.
La Universidad está preparada para continuar su desarrollo y cumplir con su misión en Jalisco, mientras no vuelva a verse contrariada con dificultades financieras, destacó Cortés Guardado.
“La autonomía de la Universidad de Guadalajara se vio comprometida porque si no recibe los recursos que necesita se debilita su capacidad de respuesta institucional, es decir, se vulneran sus libertades de investigación y cátedra, y se vuelve más difícil el cumplimiento de sus encomiendas sociales en perjuicio del bien público”.
Lo anterior fueron palabras del discurso que leyó ante los rectores de centro, funcionarios, ex rectores, representantes de la administración municipal y estatal, así como destacados escritores e intelectuales, en el Paraninfo Enrique Díaz de León
El Rector general hizo referencia a la participación de estudiantes, profesores y empleados de la institución en la solución del problema presupuestal y financiero que atravesó la casa de estudios, la cual después de más de 50 movilizaciones y la concentración de más de 70 mil universitarios reunidos en Plaza Liberación, llegó a una negociación positiva con el gobierno del estado.
“Nuestra movilización tuvo eco entre los universitarios del país porque defendió el derecho constitucional de las universidades públicas a recibir financiamiento del Estado y a la prerrogativa de su autonomía frente a los poderes políticos”.
En ese tema, el Rector general dijo que el gobierno de Jalisco “será más eficaz y más democrático si se le permite a la Universidad de Guadalajara ejercer a plenitud y sin dificultades, mediante su comunidad científica, su función crítica sobre los problemas cruciales de la entidad, además de pronunciarse sobre los dilemas de la política pública”.
Agregó que alcanzar la verdad científica exige un clima de libertad intelectual sin más restricciones que las del propio avance del conocimiento. “En una sociedad plural y libre, la inteligencia es respetada porque constituye un activo para el progreso social y para la profundización de la democracia”.
Cortés Guardado puntualizó que el año que se informa fue pleno en realizaciones a pesar de las dificultades encontradas. “En el año 2010 alcanzamos una serie de logros que se refuerzan entre sí y propician un círculo virtuoso en los aspectos esenciales del quehacer institucional”.

Año de logros
Durante los últimos tres años, la Universidad de Guadalajara creó 26 mil 540 nuevos espacios, por lo que la cantidad de inscritos hoy es de 221 mil 656 estudiantes. En el nivel bachillerato, la UdeG atiende a 129 mil 205 alumnos, los cuales representan el 48 por ciento de todo el Estado y cubre el 62 por ciento de la demanda por educación pública.
Cabe resaltar que la máxima casa de estudios de Jalisco, con
los nuevos espacios abiertos y 15 nuevos programas educativos de bachillerato, licenciatura y posgrado, incrementó la matrícula de preparatoria en 21 por ciento y un 23 por ciento en licenciatura entre el calendario escolar 2004-2005 y el 2010-2011.
En materia de ampliar la cobertura educativa y a pesar de estos logros, el Rector general indicó que queda mucho por hacer. “Jalisco se encuentra por debajo de la media nacional en cobertura de bachillerato y licenciatura”. Para ello, adelantó que la UdeG está diseñando un sistema mixto que combina la presencia en el aula con el trabajo en línea.
Sumado a este esfuerzo, se avanza en la construcción de un nuevo centro universitario en Tonalá y una preparatoria en El Salto. El primero acogerá a seis mil alumnos en el mediano plazo y el segundo centro educativo tendrá capacidad de atención para 3 mil 500 alumnos de municipios como Tlaquepaque y Tonalá. Igualmente, la UdeG iniciará la construcción de otro plantel de bachillerato en la colonia Balcones de Oblatos que tendrá capacidad para mil 600 estudiantes y en Zapopan está próxima a concluirse una preparatoria en Tesistán y un nuevo plantel en Santa Ana Tepetitlán.
“En la sede de la UdeG en Los íngeles, California ya ofrecemos el Bachillerato General por Competencias en su modalidad virtual y arrancamos el programa de nivelación en Enfermería en las modalidades mixta y semi-escolarizada”.
En el tema de la calidad, la UdeG refrendó su posición de primer lugar nacional ante las universidades públicas con el mayor número de programas de licenciatura acreditados, en total 91 acreditados por el Consejo Nacional para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES) y en el número de profesores con perfil Promep, al registrar un incremento de 7 por ciento con respecto al 2009. La UdeG tiene 77 programas inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), dos más respecto al año pasado.

Cultura e infraestructura
En cuanto a las actividades de extensión y difusión cultural, Cortés Guardado refirió que en los últimos tres años y en particular el año pasado se realizaron importantes obras de infraestructura en el complejo del Centro Cultural Universitario, entre las que destacan: el Auditorio Telmex, la Nueva Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola”, la Plaza Bicentenario y el Centro de Artes Escénicas. Estas obras registran una superficie construida de 147 mil metros cuadrados.
Sumado a las obras de infraestructura relacionadas a la difusión de la cultura, como cada año se llevaron a cabo eventos como la vigesimocuarta edición de la Feria Internacional del Libro, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y el Festival Infantil y Juvenil Papirolas. Las operaciones de XHUDG-TV Canal 44 de la Universidad de Guadalajara fueron otro acontecimiento que marcó el año de gestión del que informó Marco Antonio Cortés Guardado.
El tema de la transparencia y rendición de cuentas ocupó un lugar especial en el tercer informe de actividades. El Rector general informó que la UdeG mantuvo el primer lugar en el índice de Transparencia y Acceso a la Información de las Universidades Públicas, de acuerdo a un estudio elaborado por aregional.com.
Respecto al financiamiento, agregó que en 2010 la UdeG ejerció un presupuesto inicial de 7 mil 484 millones 709 mil pesos, de los cuales 162 millones 361 mil fueron por fondos extraordinarios de bolsas de concurso. Lo anterior coloca a la universidad como la institución más beneficiada con este tipo de recursos.

Innovación institucional
Con el fin de que la Universidad produzca mayores beneficios a la sociedad, en los próximos meses se iniciará un proceso de mejoras llamado: “Programa de cambios institucionales para el Desarrollo Académico de la Red Universitaria”, el cual plantea que los estudiantes definan su trayectoria curricular de acuerdo a sus intereses y con la supervisión de un tutor académico. El programa también pretende educar a las nuevas prácticas pedagógicas de acuerdo a la actualidad de las nuevas tecnologías y que los programas de estudio tengan menos carga horaria en el aula y más en la práctica, informó el Rector.
“Es la idea de universidad que necesitamos para traducir la realidad de forma más efectiva, los principios que inspiraron la reforma académica de los años noventa”.
Antes de concluir su informe de actividades, el Rector general convocó a la comunidad universitaria a enfrentar con mayor eficacia los enormes desafíos. “Para la Universidad de Guadalajara es imperativo traducir los indicadores convencionales de calidad en una mayor capacidad para contribuir a solucionar los grandes problemas nacionales. No es suficiente tener una masa crítica de investigadores de alto nivel si no generamos las innovaciones y las invenciones que requiere la industria del país para ser más competitiva o si no abordamos con éxito, en términos del estudio científico y de la formación de profesionales, los asuntos críticos de la salud, del medio ambiente, energía, el agua o los alimentos, por mencionar algunos temas apremiantes de nuestro tiempo”.
El Rector general concluyó su informe de actividades señalando que “los próximos dos años serán fundamentales para realizar estos objetivos y para hacer posible que estemos a tono con las exigencias del siglo veintiuno”.