La paz que trae el reggae

109

Si México ha visto la proliferación de proyectos musicales que describen o acaso ensalzan los actos de violencia de los últimos años, tenemos en el reggae la contraparte de esta tendencia.

Heartbeat, un festival enfocado en el género y los estilos que de él se desprenden, se destapó este año con una declaratoria muy clara: “México necesita paz, México necesita reggae” y la proclama se hará expansiva con cada una de las bandas confirmadas pues en todas ellas persiste el mensaje reconciliatorio.

“El reggae siempre ha tenido una vinculación con el mensaje de paz. Desde sus inicios. Esta es una buena oportunidad para llevarle este mensaje a toda la gente de la república  mexicana que asiste al festival”, dijo Christian González, guitarrista de MonteBong.

Heartbeat, que surgió en 2015 por iniciativa de promotores expertos en el tema —el propio González y sus compañeros de banda—, es loable, además, porque hace converger tradición y modernidad, localidad y globalidad de una misma cultura musical.

“En la primera sesión quisimos traer artistas legendarios, Horace Andy y Israel Vibration, y artistas más nuevos como Easy All Stars y Groundation y alguien fuerte del dub como Mad Professor. Ahora también le dimos cabida tanto al ska como al reggae latinoamericano, que tiene muy buena aceptación en Guadalajara y en todo México”, destacó el músico y promotor.

Este año, el cartel del encuentro, que es apoyado por la Dirección de Música de Cultura UdeG en materia de producción, reúne leyendas como Don Carlos —ex Black Uhuru—; proyectos exitosos que hablan del muy buen pulso del género en el mundo, es el caso de Dub Inc, banda icónica en Europa, además de los proyectos que no han dejado caer la bandera del León de Judá en Guadalajara.

El festival abrirá puertas a las 12:00 horas. Arrancará dos horas después con lo local: Dub Iration Sound System, MonteBong y La Yaga. Como Monterrey también genera buen reggae, Heartbeat fichó a Viento Roots, una banda hecha de pluralidad, con músicos de todo México y América Latina y temas donde Jamaica suena mucho más a Sudamérica.

New York Jazz Ensemble será un buen entremés antes de ingresar en las bandas eminentemente reggae. El conjunto nos lleva por esa otra vía de la música antillana donde se permiten los cruces entre el ska, el dance hall y el rock steady con el jazz.

Después de esto, entramos de lleno al talento con peso global: los británicos de Zion Train, los franceses de Saint-Ettiene, los argentinos de Nonpalidece y el clásico inquebrantable de Kingston, Don Carlos.

Hasta ahora, fans de la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas, Colima, Nayarit, Tlaxcala, Sinaloa, Querétaro y el Bajío han confirmado su asistencia. Con esto, se espera que el festival venda la totalidad de sus localidades: cinco mil cuatrocientos asistentes.

Heartbeat Festival. 5 de marzo, puertas 12:00 horas. Concha Acústica del Parque Agua Azul. Preventa, $430 pesos. Día del evento, $500 pesos.