La caja espacial

862

La caja de resonancia que produce Mystery Box es un juego sonoro que en su más reciente EP, grabado en septiembre de 2015, invita a un gran viaje estelar. A decir de cada uno de sus integrantes —Al Núñez (guitarra), Karotas Dueñas (batería), Perico Jiménez (guitarra) y Omar García (bajo)— los seis tracks que componen este trabajo de posrock, son seis historias distintas que unificadas pueden relatar una sola.

“Este EP es como conceptual, que gira en torno a un tema que es el espacio. Las canciones fueron creadas de tal modo que fueran un gran viaje”, dijo Al Núñez. Por su parte, Omar García de la participación del cuarteto el próximo jueves, 5 de mayo, en las sesiones de Radar FIM, que se transmite por Radio UdeG, en vivo desde el Palíndromo Café.

“Con esta presentación estamos promocionando el EP que tiene cinco canciones y un monotrack que fueron grabados el año pasado, y nuestra idea es empezar a girar con él todo este año para que la gente nos conozca y cheque las canciones”. La propuesta de Mystery Box incluye Planetas, Astronauta, Cosmos, Parvada, You’re Free y Looking the sound.

La característica principal de la banda tapatía es que crea una música instrumental que fusiona sonidos ligeros que se transforman en ritmos que aumentan de intensidad, con influencia directa del postrock y del rock clásico, de bandas como Caifanes, Led Zepellin, Pink Floyd, Red Hot Chilli Pepers, Explotion in the Sky, entre otras.

Mystery Box nació hace cerca de cuatro años por una inquietud que Al Núñez tuvo de experimentar con música rock instrumental. Núñez comenta: “Cuando nos juntamos, después que tuvimos el primer ensayo, hubo una especie de simbiosis, como que nos conectamos chido, cada uno fluyendo bien en su instrumento, pero a la vez como que en conjunto nació todo suave y ya fue que empezamos a crear canciones y a seguir una línea instrumental. Pero a la vez cada uno traía sus influencias que se reflejaban en cada instrumento para que así creáramos algo distinto. Cada uno aporta y sale un producto que al final es algo original”.

Por su parte, Perico Jiménez añade que uno de los intereses primordiales en participar en un proyecto así, radica en que es una propuesta innovadora que busca no sólo un espacio, sino un público que pueda descubrir y/o redescubrirse en los ritmos.

A su vez, Omar García resalta la importancia de Mystery Box en la ciudad como un reto, luego del resultado que han tenido las presentaciones de la banda en municipios como Zapopan, Tlaquepaque, Guadalajara, Tlajomulco y Tepatitlán.

“La verdad yo nunca había hecho nada de ese tipo de música, quizá la música instrumental no sea un referente en ámbitos nacionales o internacionales, me latió la idea y pues es salir de la zona de confort, a pesar de que otros grupos no salen de sus propios géneros”.

Reto que para los integrantes se vuelve interesante por la forma en la que se realizará la presentación en la sesiones Radar, donde tendrán que tocar en sus mismas pistas, pero acústicas. “Nuestra música no tiene esa cualidad porque en las guitarras traemos efectos, nunca habíamos hecho algo acústico y es un reto interesante de acuerdo a lo que tenemos”, concluyó Al Núñez.