Instante subjetivo

    299

    La imagen del indígena y el mestizo, sus miradas, aproximaciones y desencuentros, son algunas de las características principales que aparecen en la obra del artista mexicano Saturnino Herrán (1887-1918).
    Originario de Aguascalientes, Herrán se introdujo en el modernismo nacionalista con rigor académico y una exquisita sensibilidad poética. Sus primeros estudios de dibujo y pintura fueron supervisados por José Inés Tovilla y Severo Amador, para después tener encuentros con los maestros Julio Ruelas y Antonio Fabrés.
    Saturnino Herrán compartió, junto con el poeta Ramón López Velarde, la preocupación por encontrar los principales rasgos de identidad del mexicano. Volvió los ojos al pasado indígena y al pueblo trabajador, para crear una obra que se distingue por su expresividad e integración de elementos simbólicos. Además, Herrán manejó las figuras humanas desnudas con maestría, dotándolas de una sensualidad poco usual en el arte de aquel momento.
    Con la exposición Instante subjetivo, el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara, se adhiere al reconocimiento nacional de uno de los pintores mexicanos más importantes del siglo XX, y ofrece al público la posibilidad de apreciar obras consideradas esenciales por su maestría y técnica inigualable.