Fuerza y misticismo

548

El Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara inaugurará la exposición del pintor Filemón Santiago, Simplicidad compasiva, bajo la curaduría y museografía de Guillermo Sepúlveda.
La firmeza y seguridad en los trazos, el color, la síntesis y la fuerza expresiva del trabajo del artista se manifiestan en esta muestra. Filemón Santiago nació en San José Sosola, ubicado en la Mixteca Alta oaxaqueña, en 1958. A los 14 años se trasladó a estudiar a la ciudad de Oaxaca. Fue de los primeros alumnos del Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo, fundado y dirigido por Roberto Donís.
El pintor plasma la contundencia y universalidad de las emociones en escenas íntimas del pueblo oaxaqueño, saturadas de colorido y viveza extraordinarios. El arte de Filemón Santiago, entremezcla de sueños y realidad, explora con belleza y fuerza vital el sufrimiento humano revestido de misticismo y cotidianeidad.
Simplicidad compasiva es un recuento de su fructífera carrera. Se remonta a sus primeras obras, hacia 1973, elaboradas durante su breve paso por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y su formación en el legendario Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo. En este último, Santiago perfeccionó la técnica de la acuarela, la que practicaba desde los catorce años. De esa época surgen piezas inspiradas en cuentos populares y recuerdos de su infancia.
Guillermo Sepúlveda escribió acerca de Filemón Santiago: “Rufino Tamayo fue para él una enseñanza superior, al entender que el pintar es un acto de suma sencillez, que nada tiene que ver con la arrogancia, que el trabajo del artista puede ser comparado con el de un obrero, que la pintura es un trabajo arduo, solitario y que exige una gran paciencia. El artista nunca se jubila”.