Extravagantes irreverentes

63

“We dont’t play guitars”, tema incluido en el segundo álbum del entonces trío Chicks on Speed, resultó todo un manifiesto para aproximarse a la música hecha por estas extravagantes y estridentes artistas. De distintas nacionalidades: Melissa Logan, estadounidense, y Alex Murray-Leslie, australiana, el ahora dueto continúa moviéndose en la escena del art rock de manera siempre interesante, utilizando elementos que aumentan las posibilidades en su trabajo, que conjuga rasgos de la cultura pop en su imagen, y pinceladas de punk y electrónica en su música.
Aunque el rastro que dejaron algunas agrupaciones y solistas, que comulgan con el estilo de Chicks on Speed (entre éstas, Le Tigre o Peaches) ha disminuido en “popularidad”, Logan y Murray-Leslie nos sorprenden con un disco después de cinco años de su última producción.

Artstravaganza es el título de este nuevo material que no posee un cambio sustancial en su contenido, pero que tampoco demerita en la calidad de los temas que lo componen. “Utopia”, canción que abre el álbum, permite identificar lo que nos espera: voces cobijadas por algunos efectos, secuencias envolventes y bases rítmicas que juegan constantemente con el ritmo de los cortes.

La portada de Astravaganza, junto con la imagen de Chicks on Speed, nos hace recordar el contexto de símbolos, discursos y tratamientos sobre temas específicos que plantea el art rock, sub género que en realidad no tiene nada en común con el rock, es decir, no persigue los mismos propósitos, debido a que su condición y objetivos provienen de creadores que buscan el performance, más que la fuerza musical y el lenguaje provocador del rock.