Emilio presume

    1288

    Mientras el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, presume en la televisión los logros de su gobierno más allá de los Juegos Panamericanos de los que él mismo afirma que “la gente ha dicho que hemos hecho bien”, basta mirar las calles de la ciudad de Guadalajara para saber que por obligación como gobernante ha creado hospitales y obras que son de rigor, pero nunca se ha propuesto realizar mejoras a la capital. Quizás piense que eso es un deber de presidente municipal y sobre todo al ayuntamiento tapatío, no obstante la verdad es que Guadalajara es una de las ciudades más abandonadas de todo el país.
    Calles destrozadas, basura, caserones y edificios cayéndose en plena avenida Alcalde, barrios con un alto índice de delincuencia, asesinatos a la orden del día, caos vial, un transporte pésimo y un millón de etcéteras, es el reflejo de lo que también es todo el estado. En realidad mucho se ha perdido en Jalisco con los gobiernos panistas, pero también ahora con los ayuntamientos priístas, porque en todo caso están cortados con la misma tijera. Falta, entonces, decir en los anuncios de campaña panista del gobernador lo que no se ha hecho bien y es, como sabemos, gobernar. Mal papel sin duda el realizado por el gobierno panista en todo el estado, muy malo, tanto que han tenido que realizar campañas autoalabatorias, y dicen, pues, que “no solamente hemos hecho bien los Panamericanos”, esperemos que el resto del gobierno de Emilio sea tan “bueno” como sus cacareados Panamericanos, pues de lo contrario algo deben esperar los panistas: que la gente vote en contra y, ojalá, porque ya es demasiado de pan y circo.