El ruido es color

827

Formada por una selección de nueve series, de las cuales se suman 31 piezas que recorren los últimos años de creación en su trayectoria como pintor, Jesús Báez (tecladista de Zoé) presenta la exposición Colores, formas, sonidos, una compilación de obras que estallan en color, y evidencian la noción rítmica y sonora del artista.

Sobrios personajes plantean cuestionamientos profundos sobre la estética y la intervención artística. Formas abstractas que nos revelan los más íntimos pensamientos de un individuo que vive y siente desde su plataforma que se basa firmemente en el seductor juego de la música y de las formas. 

En un mundo donde los tonos se vuelven colores y los patrones se vuelven sonido, Báez nos invita a apreciar universos inexistentes y estados de conciencia que manifiestan la viveza de la mente humana. Vibrantes colores nos acercan a las palabras que susurra el artista en forma de pinceladas y brochazos ante nuestros ojos.

La presencia del collage y la pintura digital de su obra original nos muestran también la versatilidad y la apreciación de este músico. Una inmersión a su mundo personal, donde si existen reglas, son las suyas. Un mundo en que la forma es sonido, el ruido es color, y la nada se convierte en un todo particular que nos hace viajar por dimensiones, espacios y tiempos de de nuestro aquí y lo que vemos; de nuestro ahora y un futuro que se vuelve cada vez más evidente según el discurso de Báez.

Artículo anteriorProteger lo que queda
Artículo siguienteImagen de Puerto Vallarta