El gusto por el cuento corto

    367

    Escribir cuentos cortos antes que otro género literario va en ascenso, señala Cecilia Eudave, profesora en la licenciatura de letras hispánicas en la UdeG.
    “En México, actualmente existe una tendencia a esta leyenda y muy recientemente al cuento muy corto e hiperbreve”.
    Hoy, narradores jóvenes como Ignacio Padilla (México, 1968), Juan Manuel de Prada (España, 1970), Fernando Iwasaki (Perú, 1961), Edmundo Paz Soldán (Bolivia, 1967), Pablo de Santis (Argentina, 1963), entre otros, consideran que el relato de Borges o Rulfo está reivindicándose con el actual auge del cuento corto.
    Por esta razón han surgido al interior de la UdeG, propuestas para estimular y difundir su creación entre los jóvenes escritores. La más reciente es la del tercer Concurso de cuento corto que organiza la Coordinación de Servicios Estudiantiles, y que cerró la recepción de textos el pasado viernes 7 de octubre.
    El concurso está dirigido exclusivamente a estudiantes de licenciatura y posgrado ya que, como lo indica Felícitas Valdivia, jefa de la Unidad de bienestar estudiantil, existen otras oportunidades y actividades de creación literaria para nivel preparatoria.
    Los premios están encaminados a estimular el crecimiento académico y lúdico de los participantes, pues el segundo y tercer lugar recibirán media beca para estudiar inglés o francés en Proulex, 50 por ciento de descuento en una de las cabañas Villa Primavera para seis personas y la publicación de su texto en una antología de los 10 mejores cuentos del concurso.
    El contenido del primer lugar, también tendrá una mención especial en dicha colección y recibirá una beca del 100 por ciento para estudio de una lengua extranjera, así como la estancia completamente gratuita en una de las cabañas de Villa Primavera.
    Esta es la tercera edición del concurso y ya cuenta con una buena aceptación por parte de los universitarios, pues la participación de escritores jóvenes va en ascenso respecto de los dos anteriores. El primero contó solamente con 80 cuentos, mientras que el segundo triplicó la cantidad al recabar 240, según estima Felícitas Valdivia.
    Respecto del seguimiento que, tras la selección y premiación de los ganadores del concurso se hace de los participantes, Rafael Castillo Camacho, egresado de la licenciatura de letras hispánicas y ganador del primer lugar en el segundo Concurso de cuento corto, opina que sí existe un apoyo posterior por parte de Servicios Estudiantiles.
    En su caso, comenta, dentro del marco de las jornadas de pláticas con grupos de jóvenes, visitó distintas preparatorias con el fin de compartir su experiencia como escritor, promover lúdicamente la lectura y fomentar este hábito.
    Su texto, al igual que los otros nueve primeros lugares del concurso, fue editado y publicado en una selección que se distribuyó en los distintos planteles de la UdeG para su difusión, al igual que se hizo en el primer concurso. El tiraje fue de mil ejemplares y actualmente casi se ha agotado.
    Rafael Castillo, comentó que Patricia Medina, escritora y ex jurado del concurso, le hizo la invitación a él, a Abel Díaz de León, Cuauhtémoc Salazar Nando, ganadores del concurso de cuento corto, a participar en una compilación titulada Verbo Cirio IV, de nuevos escritores jaliscienses, que será presentada en el marco de la FIL.
    El tercer Concurso de cuento corto se encuentra incluido dentro de la campaña por la lectura ¨Piérdete entre letras…re-encuéntrate leyendo¨ que desde 2002, lleva a cabo la Unidad de Bienestar estudiantil de la UdeG, y por medio de la cual se busca impulsar el gusto por la lectura en los jóvenes a través de cursos, talleres y concursos a distintos niveles educativos.