Apertura se abre al cambio

441

“Mientras en la educación escolarizada podemos ver todo lo que se ha investigado y publicado acerca de la misma, en la educación a distancia ha sucedido lo contrario: va tan a la carrera que no nos damos tiempo de investigar”, afirmó el director del Sistema de Universidad Virtual (UdeG Virtual), Manuel Moreno.
Durante la presentación del nuevo formato de la revista Apertura, que edita la dependencia a su cargo, Moreno añadió que el liderazgo nacional de la Universidad de Guadalajara se ha consolidado con proyectos de investigación y publicaciones bastante sólidos, que “ninguna otra universidad pública o privada tiene”, sobre todo en lo tocante a difundir los estudios sobre educación a distancia.
Apertura nace en 1991 como una pequeña revista de dos páginas impresas en mimeógrafo. Hoy cambia de imagen, papel y contenido. Su eje temático son las redes de conocimiento. Analiza la pertinencia, utilidad y retos del uso de las tecnologías para educar.
En esta edición se divide en seis secciones: Tema, Ensayos, Experiencias, Educación para la vida y el trabajo, Debate y Reseñas. Además, incluye el anuncio de la tienda virtual de publicaciones de esa dependencia universitaria.
Apertura cambió desde el diseño del nombre. El papel es de mejor calidad e incorpora fotografías, gráficos y recuadros a lo largo de 120 páginas, en las cuales abundan los colores sepia y naranja.
Constituye una revista cuatrimestral especializada y dirigida a quienes se dedican a la educación a distancia. Puede ser adquirida en las instalaciones de UdeG Virtual y próximamente en la librería del Fondo de Cultura Económica, en Gandhi, Gonvill y cafés de la ciudad.
A la presentación asistieron la consejera editorial de la publicación, María Luisa Chavoya; la coordinadora de la maestría en tecnologías de aprendizaje, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas, Patricia Rosas Chávez, y el director editorial de Apertura, Luis Alejandro León Dávila.

Artículo anteriorErnesto Raúl González Ramírez
Artículo siguienteSuave patria a la patria infausta