Acerca de los sexoservidores

    211

    En relación con su artículo del 6 de junio de 2005, sobre el tema de los sexoservidoresquiero hacer algunas aclaraciones importantes.
    He asistido a las mesas de diálogo y nunca ha habido algún acuerdo. El ayuntamiento de Zapopan solo se lava las manos, como de costumbre.
    Los sexoservidores ofrecieron, por cuenta propia, establecerse por López Mateos, donde instalan los circos, sin que nadie lo propusiera. En principio estuvo bien, pero hasta ahora no han hecho nada. Siguen en plaza del íngel, Seven eleven, Sparta, Chiquillos, Muebles Plascencia, Artex y Viu (Ciudad del sol). Además de esto, tampoco han respetado el horario que deberían tener.
    En las mesas de “diálogo” solo se ha perdido el tiempo. De hecho, en lugar de solucionar el problema, éste ha experimentado un agravamiento.
    En primer lugar, el licenciado Zamora jamás ha dado la cara a los afectados, y en segundo, colocar cámaras y podar árboles no es una solución, algo que he repetido a los participantes de manera personal y por los principales medios. De hecho, con esto solo han conseguido que se adentren en Ciudad del sol para no ser vistos.
    Derechos humanos defiende a los sexoservidores como si los tuvieran a sueldo. Ellos sí tienen derechos y los ciudadanos que trabajamos de manera lícita, que pagamos impuestos, IVA, predial y generamos empleos, no tenemos derecho ni de vivir en paz, pues su presencia genera basura, ya que algunos transeúntes les arrojan desperdicios, y ruido, mismo que incluye música a todo volumen, además de que orinan y defecan en la vía pública.
    Esto es violar los derechos de los residentes y comerciantes: ¿por qué no nos apoya derechos humanos? El procurador social de Zapopan asumió el compromiso de proporcionar unos sanitarios portátiles, ¿dónde están?
    Un conocido hotel recibió varias cartas de sus clientes para informar a la gerencia que no regresarán mientras estas personas continúen en la zona, algo que genera pérdidas a los empresarios turísticos y daña la imagen de la ciudad.
    Las familias no pueden circular por esta área después de las 21:00 o 22:00 horas, pues los sexoservidores ofenden a los conductores y acompañantes, además de que hacen ofrecimientos obscenos delante de los menores. Repito, ¿esto no es violar los derechos?
    En la zona hay menores de edad, universidades, comercios y hoteles; es el distrito 10, el que más recursos y votos genera al ayuntamiento, ¿y aún así prefieren proteger a 60 u 80 sexoservidores, no a 25 mil familias? Perdónenme, pero es absurdo. ¿Dónde están nuestros derechos? ¿ Ya hubo un muerto y una balacera, ¿falta que muera algún político o hijo del mismo para que apliquen la ley? Aunque es el colmo, las autoridades brillan por su ausencia.
    Hace unas semanas me dió coraje, ahora me da tristeza y lástima ajena ver cómo este estado y municipio carecen de dirección y moral. Los menores deben crecer viendo a hombres vestidos de mujer que preguntan a su padre si quiere un oral por 200 pesos. Pero no solo esto, sino que después preguntan: “Papá, ¿qué es un oral?”
    Estoy seguro que nadie quiere eso para sus hijos o nietos, ¿por qué nosotros tenemos que aguantarlo? No somos mochos o nazis, como algún servidor público de bajo nivel dijo. ¿Por qué no los llevan a la plaza de las Américas Juan Pablo II o a Casa Jalisco? Son edificios públicos y propiedad de todos. Incluso a la oficina de “Derechos humanos”, así cuidarán que no violen sus garantías.
    Espero que alguien tome con responsabilidad este problema y le dé solución. Gracias.

    Carlos M. Arellano.