2 de abril: Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Desde el año 2008, la Organización de las Naciones Unidas declaró el día 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

339

Hoy quiero distraerlos un poco del torrente de información sobre Covid-19 que nos ha inundado en los últimos días y hablar de otro tema que sigue vigente a pesar de la pandemia, y que tal vez, precisamente por eso, requiera que no lo olvidemos en estos días de confinamiento.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró, desde el año 2008, al día 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, ante el crecimiento en el número de niños con esta discapacidad y las consecuencias que tiene en su desarrollo, ya que, al considerarse una discapacidad invisible, no es fácil de identificar en quien la padece y se enfrenta con mucha frecuencia a la discriminación, al bullying y la segregación.

En 2019, la Organización Mundial de la Salud señaló que uno de cada 160 niños padecía esta enfermedad en el mundo, mientras que en México un estudio financiado por Austim Speaks en 2016, reveló que la prevalencia era de uno en 115.

Cabe mencionar que el Trastorno del Espectro Autista (TEA) se caracteriza por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, así como por patrones repetitivos y restrictivos de intereses o actividades; incluye tres tipos de trastorno: 1) Autismo; 2) Síndrome de Asperger y, 3) Trastorno Generalizado de Desarrollo Especificado (TDG-NE). Dadas las diferentes formas de manifestación de la discapacidad, la ONU señala que se identifican casos agudos de autismo donde es frecuente la discapacidad intelectual y solo el 30% tiene un coeficiente intelectual normal o superior.

En este contexto, generar ambientes de aprendizaje inclusivos para niños, adolescentes y jóvenes con TEA es un reto para la educación. En octubre de 2018, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó la inconstitucionalidad de la exclusión de estudiantes con discapacidad del sistema educativo general, debido a que la Ley General para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista consideraba la educación especial como una opción para su formación escolar. Los ministros señalaron que en la medida de lo posible se deben considerar ajustes razonables, tales como capacitar a profesores, adaptar las aulas a diferentes necesidades de los educandos y elaborar un plan de estudio que tome en cuenta las diferencias de los alumnos para crear las condiciones de un sistema educativo inclusivo.

A pesar de esta disposición de la Corte, aún se carece de políticas públicas en materia educativa que propicien la adecuada atención, seguimiento y tránsito académico entre los distintos niveles escolares de los niños y jóvenes con TEA.

El desconocimiento de la enfermedad, la ausencia de un protocolo escolar para que docentes, compañeros, personal administrativo y familiares colaboren como una red de acompañamiento, son acciones que aún no están claras en la educación pública y que deberían incorporarse a una estrategia para aplicarse en el Sistema Nacional de Educación con el propósito de garantizar entornos de aprendizaje inclusivos.

Esto por supuesto deberá acompañarse con la capacitación del profesor en ambientes complejos para que el desarrollo de su práctica pedagógica y didáctica, así como el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) formen parte de un proceso de enseñanza incluyente y diferenciado a la vez, que pueda responder a las necesidades formativas de este grupo de la población.

Construir puentes de apoyo en beneficio de aquellos que viven con estas diferencias es una oportunidad para que se integren socialmente y tengan acceso a una mejor calidad de vida.

En estos días de difícil tránsito para todos, no olvidemos a aquellos para quienes la situación es doblemente complicada y recuerden, si pueden hacerlo, ¡quédense en casa! Pero en cualquier circunstancia, cuiden su salud y las de los demás.

*Rectora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías