Viven humedales del mundo momento crítico

Jalisco cuenta con 13 de estos ecosistemas registrados de importancia internacional, entre ellos el Lago de Chapala y la Laguna de Zapotlán, áreas vulnerables que, pese a las acciones de protección, sufren diferentes amenazas

La situación de los humedales es crítica a nivel mundial y los de Jalisco no son la excepción, y a pesar de que hay un avance significativo en la entidad, aún falta mucho por hacer en materia de protección y aprovechamiento sustentable.

A lo largo de su territorio, Jalisco cuenta con 13 humedales registrados de importancia internacional, siendo el más representativo el Lago de Chapala, explicó el director del Centro de Investigación Lago de Zapotlán y Cuencas, del Centro Universitario del Sur (CUSur), J. Guadalupe Michel Parra.

“Tenemos 2 mil 300 humedales con registro de importancia internacional en todo el mundo. En lo que tenemos que contribuir es disminuyendo los desastres que se están generando, ya que estas áreas son las más sensibles y han sido las más vulnerables, se lanzan desperdicios, contaminantes y una de las responsabilidades en todo el mundo son las acciones que tenemos que tomar en torno a esto, el bienestar de nuestro planeta y de las próximas generaciones. Depende del grado de concientización acerca de la preservación, conservación y el cuidado que deben tener los humedales para que en realidad tengamos una supervivencia del hombre”.

Compartió que la Laguna de Zapotlán es un humedal altamente importante, pues forma parte de una cuenca cerrada en la que los escurrimientos llegan a las partes más bajas, por lo que en este caso es la Laguna se convierte en un espejo de las buenas y malas prácticas  que se hacen.

“Las áreas de mayor biodiversidad y las funciones de ecosistemas que ellas generan son de incalculable valor, el primer elemento es la calidad del agua y principalmente, cuando hablamos de agua dulce, el siguiente es la gran biodiversidad que existe en ellos y la serie de elementos que generan para diversas acciones primarias y secundarias que desarrolla la especie humana”.

Recordó que gracias a la Universidad de Guadalajara en Jalisco se generó el programa de protección de humedales, para su conservación y aprovechamiento, de ahí la importancia de socializar, concientizar, educar y generar políticas públicas y su aplicación.

“Cada día tenemos un mayor crecimiento poblacional y las áreas que más se ven impactadas son los humedales, porque todos queremos vivir cerca de ellos, pero sólo un grupo de personas, más reducido, se preocupa por protegerlos, conservarlos y manejarlos sustentablemente”.

Fotografías: Cortesía CUSur

El especialista puntualizó que para una verdadera protección de estas áreas es necesario un trabajo conjunto en materia de políticas públicas entre las autoridades, el sector empresarial,  la sociedad civil y la academia.

“El grado de educación y de cultura que hemos generado no ha sido lo suficiente en la humanidad para que asumamos nuestra responsabilidad. Este 2024 se concentra en el tema de los humedales y el bienestar humano y al hablar de ello estamos hablando de salud física, mental y ambiental”.

Apuntó que desde la academia se realiza un trabajo de educación, investigación, extensión, vinculación, gestión y servicios y en eso se ha concentrado la labor que realizan en torno al Lago de Zapotlán, que es un ejemplo a nivel mundial.

“No es tan fácil, pero no dejo de reconocer su alto grado de fragilidad por el crecimiento desmesurado de la subcuenca, principalmente en la parte agrícola y el uso excesivo del agua, esto genera desequilibrios altamente significativos. Tenemos que incidir desde la parte de la educación para que la gente se concientice y se sume a las políticas públicas y su aplicación”.

Michel Parra añadió que otro aspecto que lo sorprende es el cambio climático, ya que el año pasado no tenían pronosticado que las precipitaciones iban a ser muy bajas y hubo  territorios donde solamente llovió 4 o 5 veces.

Como parte del Día Mundial de los Humedales, que se conmemora el 2 de febrero, compartió que en próximos días se llevarán a cabo diversas actividades para reflexionar sobre la situación actual y desafíos en este tema.

“La precipitación en Ciudad Guzmán no llegó a los 400 mililitros y esto quiere decir que solo llovió una tercera parte de lo que se acostumbraba, que eran los 900 mililitros, esto quiere decir que tenemos una amenaza un alto riesgo y una situación de vulnerabilidad en la cuestión medioambiental”.

Trabajan en un dron de monitoreo de humedales

Investigadores del CUSur trabajan en la creación de un dron para el monitoreo de humedales, el cual es un vehículo autónomo, no tripulado, que va sobre la superficie del agua, expresó el líder del proyecto Abraham Yair López Villalvazo.

“Llevamos dos años trabajando en esto, es un tipo catamarán con dos flotadores a manera de esquís y en la parte superior tiene la electrónica de control y la idea es que va a transportar la sonda, que también estamos haciendo, con los seis sensores para medir los parámetros de calidad del agua en la laguna”.

Dijo que el objetivo principal es hacer el monitoreo más periódico, ya que actualmente se hacen esporádicamente, porque hay que conseguir una embarcación que los lleve y transportarse de un lado a otro entre los puntos de interés, lo que resulta algo tardado, por lo que la finalidad es que no sea tan complicado hacer las mediciones y el dron permitiría hacerlo más rápido.

“El otro objetivo es reducir los costos, no es algo nuevo, hay drones comerciales que andan costando alrededor de 250 mil pesos y la idea es que al fabricarlo nosotros reduzcamos esos costos a 25 mil pesos”.

Explicó que en principio se busca monitorear solamente la calidad del agua, pero en posteriores etapas pretenden hacer estudios de batimetría, que es poder revisar a manera de radar el fondo de la laguna.

“Hacer un mapa de la superficie del fondo de la laguna y también algunos parámetros climatológicos, pero en principio solamente la calidad del agua. La idea es que esté listo este trimestre, ya está el prototipo en el escritorio, ya está todo conectorizado, los motores con control remoto y todo y estamos haciendo las pruebas de los flotadores y de la estructura, porque la estamos imprimiendo en 3D, haciendo pruebas de materiales”.

Una vez que se cuente con esta herramienta, se realizará un monitoreo más continuo de la Laguna de Zapotlán y los datos obtenidos permitirán tomar mejores decisiones.

“Por ejemplo, podemos saber si del lado donde están las salidas de las plantas tratadoras están contaminando de más, revisar qué es lo que está pasando con las plantas”.

Destacó además la importancia de que los alumnos se estén integrando a la investigación y el proyecto por parte de la materia de vehículos autónomos en la carrera de Telemática, quienes  podrán ver la investigación aplicada en el desarrollo de la materia.

Amanecer en la laguna de Barra de Navidad. Fotografía: Iván Serrano Jauregui

Algunos datos de la Laguna de Zapotlán

Es un lago epicontinental, se encuentra en una cuenca cerrada a mil 498 metros sobre el nivel del mar. Su máxima capacidad es de 27′ 000, 000 m3 con un área de cobertura promedio de espejo de agua de mil 508 hectáreas y una profundidad promedio de 4.5 metros. (CEA, Diciembre 2020).

La Laguna de Zapotlán fue declarada sitio RAMSAR desde 2005 y  forma parte de “Living Lakes Network” por Global Nature Fund desde 2018, un programa encargado de la protección de la naturaleza en todo el mundo.

La laguna recibe más de 20 mil especies de aves, en su mayoría migratorias.

En ella se realizan diversas actividades que favorecen la economía de la región Sur de Jalisco como la pesca y la elaboración de artesanías.

Humedales en Jalisco

Jalisco cuenta 13 Sitios Ramsar, de ellos 8 costeros y 5 continentales, sumando un total de 156 mil 157.94 hectáreas.

Algunos de ellos son:

Lago de Chapala

Laguna de Sayula

Laguna de Zapotlán

Laguna de Atotonilco

Estero La Manzanilla

Estero El Chorro

Estero Majahuas

Laguna Barra de Navidad

Laguna de Chalacatepec

Post Views: 763