Vive el CUCEA en verano

Desde hace dos años el centro universitario ofrece a los estudiantes la oportunidad de adelantar o regularizar materias atrasadas para poder ponerse al corriente en su currícula 

El Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara se destaca por ofrecer cursos intensivos durante el verano, una iniciativa que ha sido largamente solicitada por los estudiantes y que, por segundo año consecutivo, se ha vuelto una realidad. Este programa permite a los estudiantes adelantar materias o regularizarse, lo cual es esencial para aquellos que, por diversas circunstancias, han quedado rezagados en su malla curricular.

El ciclo de verano 2024, que comenzó el 3 de junio y concluirá el 15 de julio, permite a los estudiantes inscribirse en hasta dos materias. Estas clases, aunque intensivas, representan una oportunidad valiosa tanto para los estudiantes como para los profesores. 

«Es una especie de vida extra, como las que tienen a lo largo de los videojuegos, ya que si aprueban la materia su calificación se va a KARDEX; si no la aprueban, no pasa nada. Creo que es una buena oportunidad para ellos,» comenta el profesor César Gaeta.

Ayax Larios, un estudiante de CUCEA, comparte su entusiasmo por la posibilidad de tomar clases durante las vacaciones. «Es algo que en lo personal me emociona mucho, tanto por el aspecto de aprovechar el tiempo y liberar materias que debo, como de poder visitar el centro universitario mucho menos concurrido». 

En cuanto a la dinámica de estas clases, Ayax menciona que son bastante diferentes a las regulares. «Todo se ve de forma comprimida y la mayoría de los detalles se le agregan en las tareas, normalmente las clases son más extensas y profundas y las tareas son más que nada refuerzo al tema».

Por otro lado, el profesor Gaeta comparte una visión positiva sobre los cursos de verano. «Es una buena oportunidad para los estudiantes para adelantar materias o regularizarse cuando traen arrastrando o debiendo alguna materia,» señala.

El formato también beneficia el proceso de enseñanza-aprendizaje. «Son cursos intensivos donde se les exige un poquito más, pero como son cursos que se llevan prácticamente todos los días no se interrumpe el proceso de enseñanza-aprendizaje,» comenta Gaeta. Además, al tomar un máximo de dos materias, los estudiantes pueden focalizar mejor su atención, lo que mejora la adquisición del conocimiento.

Sin embargo, Ayax también reconoce los desafíos de este formato. «Mentiría si digo que no son bastante pesadas con la tarea y habiendo tomado un trabajo de vacaciones es algo complicado, pero nada imposible,» explica. A pesar de las dificultades.

Para el profesor Gaeta, estos cursos representan una oportunidad para experimentar con nuevas herramientas y metodologías. «Es como imprimirle una rutina diferente a los cursos porque se llevan de manera intensiva. En siete u ocho semanas tienes que desarrollar lo que normalmente desarrollas en tres meses y medio o cuatro,» explica.

Esta iniciativa ha sido posible gracias a la perseverancia de la comunidad estudiantil, determinación de los profesores y la disposición de CUCEA. 

Este contenido es resultado del Programa Corresponsal Gaceta UdeG que tiene como objetivo potenciar la cobertura de las actividades de la Red Universitaria, con la participación del alumnado de esta Casa de Estudio como principal promotor de La gaceta de la Universidad de Guadalajara.

MÁS NOTAS

Post Views: 376