Una villa en espera

864
070706 ciudad y region fotos del parque morelos en el centro de la ciudad. foto giorgio viera.

El proyecto Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, avanza y junto al mismo, la construcción de las diversas sedes que albergarán las distintas disciplinas de una de las justas deportivas más importantes en el ámbito internacional. Por ello, incluso pretenden romper una marca y culminar las instalaciones dos años antes del evento deportivo.
Una de las obras más importantes fuera de los combates deportivos es la polémica Villa Panamericana, que será construida en la zona del parque Morelos, donde muchos de los vecinos decidieron vender sus propiedades, mientras otros optaron por permanecer ahí, a pesar de todo. Finalmente el proyecto lo ejecutarán con o a pesar de ellos y su construcción se espera la inicien este mismo año.
A decir del investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, de la UdeG, Guillermo Sandoval Madrigal, son diversos aspectos los que se deben tomar en cuenta para la construcción de este proyecto.
“Históricamente esa zona era un área de escurrimientos del río San Juan de Dios. Es un lugar con características particulares. En cuanto a la ubicación, pudo haber sido ésta u otra. Lo que pasa es que manejan la intención de rescatar un poco el centro y darle un valor especial a esta zona en deterioro”.
Explicó un factor a considerar: el financiero, un punto básico, que implica analizar cuánto gastarán y de eso cuánto van a recuperar, porque en caso de no lograrlo, sería un costo para los contribuyentes, además de que si dichas instalaciones se quedan en el olvido, podrían llenarse de malvivientes, lo que traerá problemas, por lo que deben manejarla desde el punto de vista social, para que impacte de manera positiva.
“Los últimos gobiernos de la ciudad han destacado por hacer las cosas para el relumbrón, olvidándose del mantenimiento posterior de las obras. En este caso puede suceder que la usen para los Panamericanos y después no se preocupen por lo que pase con el inmueble”.
El especialista explicó que tampoco debe perderse de vida el contexto en el que será construida la Villa Panamericana. Esto incluye su imagen visual y lo que existe alrededor. Conviene analizarlo el asunto desde el punto de vista arquitectónico y no construir un inmueble con un estilo que pase de moda, ya que se trata de ennoblecer esa parte de la ciudad.
“Será necesario que tomen en cuenta la arquitectura tapatía y no pensar en algo que deslumbre momentáneamente. Hay que manejar estilos arquitectónicos de la ciudad”.
Sandoval Madrigal explicó que los aspectos constructivo y estructural deberán ser estudiados a fondo, ya que es una zona en deterioro desde el punto de vista de análisis del suelo, porque fue cauce de un río, por lo que deben realizarse estudios muy específicos y evitar los problemas que se han presentado en otros lugares y obras, como hundimientos y filtraciones.
“Además, deben analizar cómo resolverán la cuestión de los servicios, la infraestructura. Aquí hablamos de agua, drenaje, abasto de electricidad, teléfono. Esto habría que estudiarlo, porque es una zona en deterioro y sus tuberías no son la excepción. Se tiene que checar todo eso: el abasto de agua es muy importante, ya que aumentará el número de habitantes de manera considerable. Conviene pensar hasta en meter elementos ecológicos, como plantas de tratamiento, resolver cómo van a recolectar los residuos y todo lo referente a la ecología, hasta considerar el uso de energías alternas y aprovechar los beneficios del clima de la ciudad”.
También comentó que las decisiones sean tomadas por los especialistas y no por los políticos, además de que señaló que los universitarios deberán seguir de cerca el avance del proyecto.
“Es importante la creación de un consejo consultivo, en el que participen varios organismos. Nosotros como universitarios debemos estar muy al pendiente de lo que están haciendo, para hacer la crítica en forma adecuada y no vayan a salir con cosas que no van”.

Primera piedra en 2008
Para el director del comité organizador de estos juegos, Carlos Andrade Garín, la creación del consejo consultivo de los mismos, permitirá el análisis de todos los proyectos de planeación de la justa deportiva. Aunado a esto, fue creado un organismo similar que atenderá solo cuestiones de la Villa Panamericana, como su construcción, licitaciones, y que es manejado directamente por el ayuntamiento de Guadalajara.
En cuanto al inicio de la construcción de este complejo, precisó que aún no tiene las fechas exactas, porque apenas están “corriendo” las invitaciones a algunos arquitectos nacionales e internacionales, pero este año deberán iniciar la construcción.
“La situación con los vecinos está arreglada. Algunos vendieron y los que no quieren, pues no pasa nada. La villa los va a rodear. Siempre en cualquier proyecto habrá alguien que se oponga. Eso es definitivo. Hay gente que le tiene miedo a los cambios y piensa que todo será malo. Nosotros no pensamos que sea negativo que llegue una nueva forma de vida ahí, algo más moderno, vías de comunicación más rápidas, que aceleren el crecimiento. Sus propiedades valdrán más dinero, porque seguramente llegará otro tipo de infraestructura, no solo la villa. Se respeta su opinión: cada quien puede decidir qué hacer con sus propiedades, pero no con la zona. El área tiene que evolucionar”.
En cuanto al tiempo de construcción de la Villa Panamericana, Andrade Garín indicó que será tardado, pero no puede quedar terminada con mucha anticipación a los juegos.
“No puede quedar terminada mucho antes de empezar los juegos, porque eso representa una pérdida para el constructor. Una villa debe quedar lista máximo cuatro meses antes de los juegos. Estar todo muy a tiempo, pero tampoco se puede acelerar el proceso”.

Datos de la Villa

• El 29 de julio del año pasado, Guadalajara recibió la estafeta para organizar los Juegos Panamericanos de 2011.

• En total, el proyecto Villa Panamericana abarcará 21 mil 204 metros cuadrados de superficie particular; 33 mil 506 de propiedad pública, más los 54 mil 746 que ocupa el parque.

• El polígono demarcado para el proyecto, va de avenida Hidalgo a la calle San Diego y de Humboldt a calzada Independencia. Ahí construirán 12 edificios de siete niveles y uno de 10 pisos. Las primeras dos plantas servirán para oficinas y comercios.

• La Villa Panamericana consistirá en mil 540 departamentos, que albergarán a ocho mil 800 personas durante los juegos.

• Con la participación de colegios de profesionales y organismos relacionados con el urbanismo y arquitectura, fue creado el Consejo consultivo para la gestión de la Villa Panamericana, en el que participan el Colegio de Arquitectos, la Cámara de la Industria de la Construcción y la Asociación Guadalajara 2020, entre otros.
Este organismo tiene el objetivo de escuchar la opinión de expertos frente a los planes y proyectos relacionados con la Villa Panamericana.

• Ya está en marcha el proceso de elaboración de contratos de compraventa, para pagar, antes de febrero de este año, a los habitantes que decidieron vender sus propiedades.

• La erogación total para cubrir el pago de viviendas, será de aproximadamente 200 millones de pesos.

• El próximo 8 de febrero solicitarán al pleno del ayuntamiento de Guadalajara, la creación del fideicomiso de la Villa Panamericana.

• Las obras, que arrancarán en 2008, para que en 2011 estén listas para los juegos, son la Villa Panamericana, el estadio de balonmano, en el parque San Rafael, las albercas y las pistas de atletismo.

• El Consejo consultivo para la gestión de la Villa Panamericana, eligió a seis arquitectos para diseñarla, de los cuales tres son mexicanos. Se trata de: Fernando González Gortázar, Augusto Quijano y Alberto Kalach. Los extranjeros son Carme Pinós, de España; Rick Joy, de Estados Unidos, y Mathías Klotz, de Chile.

Los beneficios

A decir de las autoridades, la implantación de la Villa Panamericana, en las inmediaciones del parque Morelos, representa una oportunidad única para la construcción de la ciudad futura: más verde, más humana y más adecuada a las aspiraciones de sus habitantes.

Beneficios sociales
• Recomposición del tejido social de una demarcación urbana fuertemente arraigada en la historia de la ciudad.
• Repoblamiento de un contexto urbano rico en equipamientos.
• Contribuir a la integración, por medio de la calzada Independencia, de las secciones oriente y poniente de la ciudad.

Beneficios urbanísticos
• Primera acción significativa para llevar adelante una efectiva redensificación del centro histórico.
• Respeto integral y revitalización del parque Morelos en todos sus aspectos.
• Incremento de espacios públicos y equipamientos en la zona.
• Preservación y reforzamiento del patrimonio construido existente.
• Incorporación al contexto urbano de un conjunto arquitectónico de calidad y con énfasis en la sustentabilidad.

Beneficios económicos
• Generación y estímulo de actividades económicas con mayor valor agregado.
• Incremento del patrimonio urbano turístico.
• Potenciación de la actividad económica del centro histórico.
• Articulación con zonas comerciales, como San Juan de Dios, plaza Tapatía y Esteban Alatorre.

Artículo anteriorBlanca Aldana
Artículo siguienteAcerca de La gaceta