Una apasionada de la radio

Luz Elena Castillo es la nueva directora de Red Radio Universidad de Guadalajara

1180
Foto: Francisco Quirarte

En breve asumirá la dirección de Red Radio Universidad de Guadalajara la licenciada Luz Elena Castillo Díaz, quien fue nombrada para desempeñar dicho cargo el pasado 12 de abril.

Con una vasta trayectoria en la radio, Castillo Díaz tendrá como reto la operación e integración de una verdadera red en la radio universitaria (lanzada hace cuatro años, y para la cual ya había colaborado con anterioridad), así como la creación de una productora radiofónica.

La finalidad de este último proyecto será exportar trabajos radiofónicos de calidad a espacios de habla hispana, así como a instituciones educativas y países interesados.

A decir de la nueva directora de Red Radio Universidad de Guadalajara, recibe una dependencia con muchos retos y necesidades, pero también ve una radiodifusora fuerte y sólida, perfilada en su quehacer universitario.

Quienes plantearon la idea de conformar esta red tuvieron un gran acierto. Contar con seis emisoras en distintas regiones de Jalisco, dijo, es un logro que se valora más cuando la señal es transmitida en frecuencia modulada (FM) y cuando la Universidad de Guadalajara es la única institución en el país con un proyecto de esta naturaleza.

“Cada emisora universitaria tiene posicionamiento, fortaleza, respeto e influencia en su región. Sobre la marcha deberemos desarrollar una programación radiofónica acorde con factores como el contexto cultural de cada zona”.

Al asumir el cargo, Luz Elena Castillo explicó que la primera estrategia será evaluar el perfil del personal que trabaja en las radiodifusoras, profesionalizar el quehacer de este medio y detectar las necesidades regionales, así como las aportaciones de la UdeG con relación a estas.

“Las radiodifusoras regionales deberán crecer, perfilarse como emisora local, con parámetros generalizados, no centralizados”.

Con 12 años en la máxima casa de estudios de Jalisco, Castillo Díaz comentó que en el caso de Radio Universidad de Guadalajara, por ser un proyecto educativo y que busca difundir la actividad académica, es necesario que ofrezca más opciones y alternativas que la radio comercial.

Ofrecer noticias que inviten a pensar y a reflexionar, incluir música alternativa, etcétera. Un proyecto como este obliga a hablar diferente, con cierto nivel, sin perder de vista ese compromiso con la educación.

“Lo alcanzado hasta ahora es producto del esfuerzo de muchas personas que quieren a la radio y que estarán ahí durante todo el tiempo que se les permita aportar y apoyar. Hay todo un abanico de ideas y de gente pensante”.
-¿Buscarán competir con la radio comercial?
-“No, no es competencia, porque cada quien tiene su espacio. Radio Universidad no puede compararse. Cuenta con un público propio, crítico, analítico y en ocasiones hasta compulsivo, porque si hay un error en el micrófono, te acaban. Siempre será una radiodifusora cultural, universitaria.

A pregunta expresa sobre la rentabilidad de la radio universitaria, Luz Elena Castillo recordó la iniciativa de modificación a la Ley de radio y televisión para que las emisoras permisionadas puedan comercializar el siete por ciento de su espacio radiofónico.

Esta modificación, dijo, sería favorable, ya que una radio universitaria no puede depender solo del presupuesto. “Si fuera posible comercializar espacios, habría una supervivencia digna. La Universidad da lo que humanamente puede”.

En corto
Una de las pasiones de Luz Elena Castillo es la radio. Para ella y otros colegas suyos, Radio Universidad de Guadalajara es un oasis en el cuadrante, que ha crecido con vicisitudes, aciertos y reconocimientos en el ámbito nacional e internacional.

Castillo Díaz es una aficionada a la frecuencia de amplitud modulada (AM), porque detesta los gritos en las señales de FM.

Creció en un pueblo donde el único espacio de comunicación era la radio, un medio que fue y seguirá siendo un servicio fabuloso para sitios en los que el teléfono acaba de llegar y las carreteras de asfalto todavía no se dejan ver.

En cuanto a su nombramiento comentó: “hay pasión por el trabajo. Escucho radio desde que nací. Es una pasión y una alucinación. Me han tocado diferentes etapas de Radio Universidad y hay un compromiso institucional, porque la Universidad me ha dado lo que tengo, me ha enseñado y si creen que puedo dar más conocimiento, ahí estaré”.

Trayectoria

Su carrera en la radio inicia en 1988, en KPFK 90.7, de Los Ángeles, California, donde laboró por tres años.

Ya en Guadalajara dio sus primeros pasos en Promomedios de occidente, como traductora en la época de la guerra del golfo Pérsico. En dicha empresa se desempeñó, además, como redactora, editora, conductora, y directora de noticieros en Promomedios del Pacífico, en Mazatlán, Sinaloa.

Entra a Radio Universidad en 1993 para producir el noticiario matutino y el programa La carreta, de Manuel Falcón. Más tarde es nombrada directora de noticias por el lapso de un año.

Luego se integra a la Unidad de vinculación y difusión científica, en la que coordina el programa Produce.

En 2003 dirige Papirolas, tras lo cual vuelve a la Unidad de vinculación y difusión científica, donde permanecería hasta febrero de 2005, para ocupar el cargo de secretario en la Dirección General de Medios, de la UdeG, puesto que desempeñó por casi tres meses.

Artículo anteriorPaola Chaurand Lara
Artículo siguientePugna de políticos: perdedor el ecosistema