Un invierno menos frío para la región Occidente

Debido al fenómeno de "La Niña", habrá temperaturas más altas y precipitaciones inferiores con respecto a una temporada invernal normal

1854
Fotografía: Cortesía

Un temporada de otoño-invierno más cálida es la que se pronostica para la región Occidente del país y, aunque sí habrá temperaturas frías, no serán tan bajas como en años anteriores.

Esto se debe al fenómeno de «La Niña», explicó el meteorólogo Héctor Magaña, del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, quien señaló que cuando se presenta este fenómeno es posible que la mitad del país hacia el norte, desde el Occidente y parte del centro, probablemente sea seco y más cálido, mientras que para el sur y sureste será un poco más lluvioso.

“Esto no quiere decir que no vayan a presentarse algunas lluvias o fríos, sí los vamos a tener, pero en una situación menor. Cuando hablo de que es más seco, quiere decir que se presentarán algunas lluvias muy ligeras o aisladas, pero no con la frecuencia de un año normal y las temperaturas serán un poco más altas, no quiero decir que vaya hacer calor, sino que la temperatura no va a ser tan fría como en un año normal”.

Explicó que «La Niña» es una oscilación que se da en el sur, es una corriente fría de agua que aparece frente a las costas de Perú y se va extendiendo poco a poco hacia el norte. Es la contraparte del fenómeno del Niño, que no es otra cosa que una corriente cálida frente a las mismas costas.

“Estos fenómenos nos vienen a mover todo el engranaje del clima, ya que empiezan a moverse altas y bajas presiones y empieza a haber cambios a nivel planetario. En cuanto empezó a aparecer el fenómeno de «La Niña» empezaron a cambiar los huracanes, se empezaron a dar más en el Atlántico y menos en el Océano Pacífico”.

Recordó que cuando se da el fenómeno del «Niño» las aguas están muy calientes en el Pacifico y se producen más huracanes en esa parte y cuando aparece «La Niña» se multiplican más en el Atlántico, debido a que hay menos viento fuerte en altura y esto deja que sigan creciendo las nubes de tormenta.

El primer signo de La Niña es un aumento de huracanes en el Atlántico.

“También estuvo presente el polvo del Sahara, que es otro inhibidor de huracanes, pero una vez que se presentó «La Niña» todos estos factores se empezaron a deshacer y comenzaron a formarse los huracanes. Estos son pronósticos, estamos tratando de ver lo que sucede y generalmente cuando se da este tipo de fenómenos estas condiciones son las que prevalecen en el país”.

En materia de frentes fríos señaló que hay probabilidades de que entren y bajará la temperatura, habrá uno o dos días de receso y la temperatura va a tratar de normalizarse y su  comportamiento dependerá del sitio por donde ingresen.

“Hay tres lugares: uno por el noroeste por Tijuana, otra la parte norte central entre Chihuahua y Sonora y el otro por el noreste hacia Tamaulipas y Nuevo León, cada uno de ellos trae diferentes situaciones, algunos pueden traer alguna lluvia ligera, otros una masa de aire frío”.

Recomendó a la población mantenerse abrigado ante las bajas temperaturas, además de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante la pandemia de COVID-19, en cuanto al uso de cubrebocas, lavado de manos y utilización de gel antibacterial.

Artículo anteriorEl fulgor inasible de Lovecraft
Artículo siguienteZeus y Ganímedes, protagonistas del Premio Maguey 2020