“The dark side of the moon”, el álbum que cambió al rock

CUAltos organizó un panel en la FIL sobre los 50 años del disco de Pink Floyd

Los primeros estímulos que un ser humano percibe son la respiración y después el latido del corazón. Con dichos sonidos inicia el disco The dark side of the moon, de la banda británica Pink Floyd, uno de los más importantes en la historia de la música.

 

Con los primeros temas musicales, titulados “Speak to me” y “Breathe (In the air)”, inicia un recorrido por la vida, contada mediante una producción sonora conceptual y experimental, que mediante la psicodelia lleva al escucha hacia lo oculto de la vida.

 

Para recordar la historia y el impacto que dejó en la música en el mundo, el Centro Universitario de los Altos (CUAltos) realizó el panel “Medio siglo de The dark side of the moon”, como parte de FIL Pensamiento 2023, con la participación de tres melómanos que desmenuzaron esta obra de arte musical, creada por Alan Parsons (productor), Roger Waters, David Gilmour, Nick Mason y Richard Wright, quienes aportaron esta obra maestra.

 

Este domingo, en el Salón México I del Hotel Barceló Guadalajara, el periodista musical Enrique Blanc recordó que este álbum se estrenó el 1 de marzo de 1973, en Estados Unidos, y el 27 de marzo de ese mismo año en Reino Unido.

 

Se encuentra en el lugar número tres de los álbumes más vendidos de la historia. Son diez canciones las que contiene; 43 son los minutos totales de duración del disco, 43 es el lugar en que la revista Rolling Stone sitúa a ‘The dark side of the moon’ en el recuento de los 500 álbumes más importantes de todos los tiempos. Fueron 50 millones de copias vendidas y 937 semanas el álbum permaneció en las listas Billborad, es decir, más de 19 años”, compartió sobre la relevancia de dicha obra musical.

 

El escritor Juan Villoro se remontó a los años 70, cuando en México era difícil conseguir música rock debido a que había un desinterés mediático y censura de conciertos de bandas del género.

 

“En 1973 el rock había llegado a un momento en el que descubrió que el estudio de grabación podía ser un producto más, pues se comenzó a jugar con recursos sonoros que no estaban en el repertorio y esto fue esencial para el rock progresivo”, contó Villoro.

 

“El disco tiene efectos sonoros como latidos del corazón, inhalación, una caja registradora, un helicóptero, todos éstos se incorporaron a la música”, desglosó.

 

“El disco fue audaz porque buena parte de las mejores portadas de discos en vinilo fueron de Pink Floyd, el famoso prisma de colores que muestra la realidad que oculta algo y luego refracta y lo transforma”, recalcó el autor de la novela El testigo.

 

Mencionó que el disco trata de la vida “desde que se empieza a respirar y empieza a tener contacto con el primer ritmo, el latido del corazón, no el nuestro, sino el de la madre, que es la primera percusión que da vida. Nacemos como seres rítmicos, que sabemos que el latido es la vida”, dijo.

 

Benjamín Salcedo Villarreal, ex editor de la revista Rolling Stone, recalcó que el disco aborda los temas del conflicto, la pérdida, el miedo a la muerte; todo aquello que busca abundar en el valor de la vida y aquello que es efímero.

 

Recordó que el estreno del disco se realizó en el Planetario de Londres; sin embargo, sólo acudió Richard Wright y el resto de los integrantes se negaron porque el espacio no estaba acondicionado para que se escuchara la música en sistema cuadrafónico.

 

“Apenas las estereofonías comenzaban a existir y este grupo ya pensaba en cuadrafónico, estaban adelantados a su época, siempre tenían a la innovación como parte de su trabajo. El disco se grabó en 24 canales”, relató Salcedo Villarreal.

 

Mencionó la anécdota de que Alan Parson fue a una tienda de relojes y fue grabando cada  reloj, cuyos sonidos fueron integrados a la canción “Time”.

 

Los ponentes coincidieron en que la idea de Roger Waters de apropiarse del disco y re-grabarlo lo único que logró fue que demostrara la verdadera brillantez del disco de 1973, que fue producto del trabajo en equipo de cuatro talentos.

 

The dark side of the moon evoca a todo lo que puede suceder bajo la luz del Sol y el “Eclipse”, la última canción, es la que previene. “Es decir: el Sol está eclipsado por la Luna, que quiere decir que todo lo que amamos puede desaparecer y tenemos que cuidarlo”, expresó Villoro.

Post Views: 1.090