Selección de handball se prepara para la nueva normalidad

Como deporte de conjunto y de contacto, será de los últimos a reincorporarse a la actividad. Mientras, la selección femenina de la UdeG, que ya casi tenía el boleto para la etapa regional de la Universiada, sigue entrenando virtualmente para cuando vuelvan las competencias

1177
Foto: Abraham Aréchiga

Previo a la etapa de aislamiento y la consiguiente pausa en las actividades, la selección femenil de handball de la Universidad de Guadalajara se había coronado en la Copa Jalisco, estaba por disputar la última jornada de la fase regular de la Liga Leones Negros y prácticamente tenía las maletas listas para competir en la etapa regional, última fase clasificatoria para la Universiada Nacional.

De pronto, todo se detuvo y hoy el equipo realiza entrenamientos virtuales, para mantener lo mejor posible el aspecto físico, a la espera de la información oficial sobre las competencias programadas para este año.

A decir del entrenador del representativo universtario, Mario Hernández, el proceso vivido no ha sido fácil y han tenido que apuntalar la parte psicológica para mantener bien anímicamente al equipo.

“Es algo que han tenido que asimilar, aceptar y ahora el ritmo de su vida cambió, estudiaban, laboraban, salían, se divertían y cambió todo. En la parte deportiva las cuestiones de salir a entrenar, el poder estar enfocados, con ritmo compitiendo y con la motivación a tope para lo que era la Universiada, fue un proceso que tuvieron que asimilar, tuvieron que aceptar que es algo que se dio y tenemos que adaptarnos”.

En la parte física, las plataformas digitales han sido las aliadas, con ellas ha podido hacer un seguimiento de las atletas, llevar un plan de entrenamiento e incluso recuperar de sus lesiones a algunas de las jugadoras, a quienes se les dan las indicaciones para el proceso de rehabilitación.

“Ha sido muy complicado porque pasa el tiempo y el no tener respuestas afecta, ya que  les llega información de todos lados, de si se va a hacer o no la competencia, pero mientras no haya nada oficial nosotros tenemos que seguir manteniéndonos. Ya les informamos que en caso de que se realicen las competencias nos darán dos meses para prepararnos para poder llegar con algo de trabajo en cancha“.

El regreso a la nueva normalidad implicará diversos retos para todas las disciplinas deportivas y mientras para algunas la adaptación luce menos complicada, para otras representará un verdadero desafío, tal es el caso del handball.

“De todos los deportes, los últimos que estaremos preparados para regresar serían los de conjunto, de ellos los que tenemos contacto, como nosotros, el rugby, el tochito bandera, sí va a ser muy complicado en esa parte, somos conscientes de eso, de todos los protocolos, detalles que habrá que cuidar y seguir en ese nuevo proceso. Todos esos detalles son lo que más trabajo nos van a costar y tenemos que adaptarnos”.

Explicó que por lo pronto continuarán a la espera de la información para el regreso a los entrenamientos en cancha y una vez que eso ocurra, programarán la última jornada de la Liga Leones Negros, así como la etapa de cuartos de final, semifinal y final, para posteriormente continuar con una nueva edición de esta justa deportiva.

Una vez regresando a los entrenamientos ya tendremos más claro el panorama como selección universitaria, para saber si habrá competencias este año o si iniciamos un nuevo ciclo para el 2021“.

Artículo anteriorLa búsqueda de la certeza en medio de la pandemia
Artículo siguienteConvenio para promover el arte relacionado con la migración