René Zenteno Quintero

1152

El 25 de mayo de 2011 se publicó en el Diario Oficial y entró en vigor la Ley de Migración. Esta normatividad según el doctor René Zenteno Quintero, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaria de Gobernación, marca un nuevo paradigma acerca de cómo tratar a los migrantes, tanto los que salen como los que entran al país, de cómo entender a la migración y, sobre todo, que contribuirá a fundamentar una nueva política migratoria, más atenta a las garantías de los derechos de los migrantes y a lo que dictan los tratados internacionales que México suscribió en esta materia.

¿Por qué una nueva Ley de Migración?
Por una parte porque la Ley General de Población de 1974 estaba obsoleta para hablar de las condiciones del fenómeno migratorio en México. La migración ha cambiado mucho en los últimos 25 años, México es un país que tiene cerca de 12.7 millones de mexicanos residiendo en Estados Unidos, de los cuales poco menos de la mitad viven de manera irregular, y también hay el regreso de ciento de miles de mexicanos en los últimos años.

¿Y en cuanto a la inmigración, en particular de centroamericanos?
México también es un país de tránsito y que atrae migrantes, cerca de 150 mil centroamericanos transitaron durante 2010 por territorio nacional con el objeto de buscar mejores condiciones de vida en Estados Unidos. Además, está la cuestión de la extorsión y abusos de esos migrantes. Con esta nueva realidad de migración, había que adecuar el marco normativo y adaptarlo también a todos los acuerdos internacionales que México ha suscrito en los últimos años en materia migratoria.
La ley cuenta con 8 capítulos que definen política migratoria; derechos y obligaciones de los migrantes; cuales son las autoridades en materia migratoria y sus responsabilidades; regula las estancias en el país; asegura protección de los migrantes; y finalmente tipifica el delito de trata de personas.

¿Cuáles son los logros de esta ley?
En primer lugar se despenaliza por completo a la migración irregular en el país, luego se ofrece un marco de garantías para proteger los derechos de estos migrantes y, tercero, se desincentivan y sancionan los abusos de la autoridad en contra de los migrantes. Con esta ley ahora el migrante tiene derechos fundamentales como el acceso a la salud, a los servicios educativos, a la unidad familiar, el acceso a la justicia a través del debido proceso.

¿Cómo se desincentivan los abusos?
Todos los agentes migratorios tendrán que pasar por un centro de control de evaluación y confianza para que tengamos la certeza de que se van a conducir con honradez y profesionalismo en sus funciones. Habrá además programas de capacitación para los agentes y se eliminan muchas disposiciones que daban discrecionalidad a las autoridades migratorias para actuar en manera no lícita en los procedimientos migratorios.

¿De qué forma esta ley va a incidir en la seguridad de los migrantes?
El hecho de que se estén generando estímulos para que la gente ingrese de manera regular, nos va a dar un marco para poder conocer quien ingresa y sale del país. Estamos trabajando tanto en el fortalecimiento del instituto de migración para que todas las autoridades en el país, tanto a nivel federal como estatal y municipal, tengan como una de sus principales responsabilidad el proteger a los migrantes
En este sentido el funcionario señaló la visa temporal que se entregará a los migrantes centroamericanos que transitan por el país para luego intentar entrar los Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de los migrantes seguirán utilizando medios como el tren, y los grupos de la delincuencia organizada seguirán secuestrándolos y abusando de ellos.

¿Cómo se piensa actuar al respecto?
La visa de transito está considerada. Vamos a ver con el reglamento como avanzar con ella. Estamos conscientes de que no va a ser la única forma de encontrar vías para regularizar el flujo de migrantes centroamericanos hacia el país, lo importante es que estos encuentren en los mecanismos que le ofrece México un desincentivo a seguir pasando de manera irregular, que los hace muy vulnerables. Efectivamente los más pobres no tienen ni para pagar un coyote y van a seguir usando vías de comunicación como el tren. Por lo que tenemos que combatir de manera frontal a todas las bandas delictivas y al crimen organizado que está secuestrando y explotando a migrantes durante la ruta.

¿Qué sigue?
El 71 por ciento de la ley ya está vigente, solamente falta aplicar aproximadamente 33 artículos que requieren de un reglamento para poder establecer claramente por ejemplo quien puede tener una visa de transito en el país, cuales son los requisitos para solicitar una visa temporal o una de residente permanente.

Artículo anteriorCecilia Bastida
Artículo siguienteYo tengo papiloma