Primer año de avances y retos

510

A un año de gestión, el Rector general de la Universidad de Guadalajara, maestro Carlos Briseño Torres, enfatiza el doble reto de dar continuidad a la administración antecesora, que dejó beneficios importantes, a la vez de avanzar con una agenda propia, lo que implicó que 2007 fuera un año intenso, pero de grandes avances institucionales.
Resume el recuento pormenorizado que dará en el paraninfo Enrique Díaz de León el próximo 17 de abril ante el Consejo Universitario e invitados especiales.
Destaca el adelanto significativo que la institución registró en 2007 en todos los indicadores de calidad y desempeño institucional, mismos que han sido evaluados por los distintos programas federales.
Enfatiza, por ejemplo, el alza importante en el número de programas de primer nivel académico registrados ante los comités institucionales de evaluación de calidad académica, además de que muchos otros programas entraron a este sistema de acreditación.
En la actualidad la Universidad de Guadalajara cuenta con 71 programas de licenciatura acreditados en el padrón nacional de licenciaturas de calidad, es decir, 11 más de los que había hace un año.
De igual manera subraya el indicador de posgrados registrados en el padrón nacional de posgrados de calidad, que pasó de 34 a 44 en apenas un año, rubro que –adelanta– dará aún más resultados positivos en 2008: “Están evaluando la inclusión de otros 26 posgrados en este padrón. Creo que en abril. Esto significa que tendremos 55 o 66 maestrías, doctorados o especialidades de la Universidad de Guadalajara, en conjunto con los Hospitales Civiles, que ingresan al padrón nacional de posgrados de calidad”.
Además, el número de académicos registrados ante el Sistema Nacional de Investigadores pasó de 460 a 521. En los próximos meses podría aumentar a más de 550.
Briseño Torres recuerda que este primer año fue histórico en materia de presupuesto, gracias a los aumentos en las asignaciones federales y estatales.
“Fuimos una Universidad que marchó bien en términos generales. Obtuvimos más recursos por concepto de asignaciones federales de concurso, es decir, recursos que la Secretaría de Educación Pública somete a concurso previa convocatoria, de forma abierta, transparente, que junto con los que de manera directa asignó el gobierno del estado como ampliación irreductible, nos permitieron que en 2007 hayamos dado un importante avance en el mejoramiento de su infraestructura, entre otros rubros”.
Para este año adelanta que se hará un importante esfuerzo para ampliar la matrícula de nivel bachillerato, pero sin demeritar la calidad educativa. De igual manera será con la oferta académica de nivel superior, al que se dará mayor énfasis en las carreras con más demanda laboral.
En este sentido afirma que se necesita formar más y mejores académicos. De hecho, comenta que se evaluará el actual modelo educativo, en la búsqueda de una mejoría de la calidad educativa.
Por último, indica que uno de sus principales objetivos al inicio fue la transparencia. No sólo se alcanzó, sino que se rebasó la meta inicial.
“Se cumplió y con creces Incluso el ITEI la ha calificado como la institución más transparente del estado. No estoy satisfecho. Falta ir por más. Hay muchas áreas de oportunidad”.

Artículo anteriorNayeli Santos
Artículo siguienteEmos y tolerancia