“Presencias” en la ausencia a través del lente de Rafael del Río

El fotógrafo documentalista presenta una muestra sobre colectivos que buscan a sus familiares desaparecidos, en la Galería Jorge Martínez del CUAAD Artes, del 11 de noviembre al 14 de diciembre

1519
Foto: Abraham Aréchiga

El Infierno: así lo describen quienes viven la desaparición de un hijo, hermana, padre, amiga, de un ser amado; esto porque las familias no sólo emprenden búsquedas de riesgo para conocer los paraderos de sus ausentes, sino porque también padecen de la negligencia institucional.

A fin de recordar, honrar y dotar de dignidad la incansable lucha de más de 30 colectivas de búsqueda de personas desaparecidas, el fotógrafo Rafael del Río Chávez emprendió el proyecto testimonial Presencias.

Éste consiste en 166 fotografías, instalaciones y videos que muestran la ausencia de quienes no están y las búsquedas, y serán exhibidas a partir del jueves 11 de noviembre en la Galería Jorge Martínez del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) sede Artes. La inauguración es a las 18:00 horas de ese día y permanecerá hasta el 14 de diciembre.

Foto: Abraham Aréchiga

“La exposición está conformada por diversas secciones: fotografías de personas desaparecidas de distintas zonas del país impresas en hojas naturales y con la luz del Sol, así como una instalación en forma de árbol integrado por 144 retratos en blanco y negro”, contó Rafael del Río.

“También hay una instalación con ropa de personas ausentes que facilitaron sus familiares como una manera de honrar su memoria; una serie de imágenes de sus habitaciones vacías y fotografías del trabajo de búsqueda en campo de colectivos de diferentes ciudades del país”, describió.

De igual forma, la muestra contiene imágenes de protestas por encontrar a quienes faltan, cartas que describen las historias y aspectos de la personalidad de los seres amados, pero también charlas videograbadas en las que se abordan experiencias de las búsquedas y la necesidad de justicia.

La exposición parte de la evocación de la permanencia en la memoria, del grito ante la impunidad de los colectivos que buscan a sus desaparecidos. Foto ilustrativa: David Valdovinos

Dijo que Presencias “parte de la evocación de la permanencia de la memoria, del anhelo del reencuentro, de la búsqueda más amorosa, del silencio de los espacios vacíos, del grito ante la impunidad y de la fuerza de los colectivos que buscan a sus seres desaparecidos”.

Aseguró que el amor de estas familias es lo que le ha movido a registrar esta dura e injusta realidad. Una de las historias que recuerda es cuando visitó una casa en el norte del municipio de Guadalajara, donde hace poco fueron levantadas seis personas.

“Un sábado, a las 4:30 de la tarde, en una fiesta levantaron a seis personas. Cuando llegué a hacer la entrevista contacté a las familias, pero yo no sabía ese antecedente; yo estaba solo en el cuarto con el hijo de una señora, que veía la televisión. Era un cuarto oscuro y una tela roja moviéndose en el aire», dijo.

«Cuando me platicaron el caso me movió mucho; cada caso es una tragedia”.

Agradeció a todas las personas que le abrieron la intimidad de sus vidas y luchas para exponerlas y dejarlas de manifiesto en este proyecto, que fue apoyado por el Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Foto: Abraham Aréchiga

El jefe del Departamento de Artes Visuales del CUAAD, David Agredano  Delgadillo, dijo que Presencias encuentra espacio en la Galería Jorge Martínez, que busca volver a consolidarse como un espacio del arte en Guadalajara.

“La galería era un espacio obligado en el mundo de las artes. Esperamos que vuelva a serlo, donde el público se encuentre con el arte académico, arte contemporáneo”, dijo.

Zonia Gricelda Gómez Zúñiga, madre de Jorge Eduardo Martínez Gómez, joven estudiante de Negocios Internacionales de la Universidad de Guadalajara desaparecido en 2016, reconoció la labor de Rafael del Río por mostrar con dignidad la tragedia que aqueja.

“Es horrible experimentar el olor de la tierra, es terrible experimentar cuando salen prendas de nuestros seres queridos o cuando se encuentran restos; es sobrehumano el poder que sostiene a un familiar que hace ese tipo de trabajo”, relató.

“La experiencia que vivimos es por demás pavorosa, no hay manera de poderlo expresar. Y lo que pueda decir no es diferente a lo que han dicho otras madres sobre el abandono institucional; son omisos, realmente no buscan”, acusó.

Zonia Gricelda Gómez Zúñiga, madre de Jorge Eduardo Martínez Gómez, joven estudiante de la Universidad de Guadalajara desaparecido en 2016. Foto: Abraham Aréchiga

La periodista Marcela Turati fue la curadora de la muestra y escritora del texto de presentación. Ella compartió que en México hay 93 mil 18 personas registradas como desaparecidas.

“La cifra fría, impersonal y en aumento diario oculta historias sobre vidas truncadas, masifica una realidad y no refleja lo que cada una de estas ausencias significa en la vida cotidiana de las personas que las buscan, que esperan que quienes faltan regresen a casa”, detalló.

En México buscar se ha convertido en una profesión. También en un sentido de vida: recuperar al ser amado, traerlo a casa. En antídoto: en la única forma de sobrellevar la existencia”, describió Turati.

Destacó que en esas travesías, Rafael del Río supo encontrar en los detalles las presencias de esas ausencias a partir de su lente.

La muestra se podrá visitar de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00 horas, en la Galería Jorge Martínez (calle Belén, esquina calle Independencia, en el Centro de Guadalajara).

Artículo anteriorPreparatoria 13 realiza la décimo quinta caminata en defensa de la autonomía universitaria
Artículo siguienteUdeG y universidad alemana firman convenio en materia de ciencia forense