Nuevas formas de atención médica

El internet, la IA y las aplicaciones han permitido que en los últimos años se desarrollen herramientas y formas de prestar servicios médicos a través de pantallas

Los avances tecnológicos han brindado herramientas para mejorar y eficientar procesos de diversas ramas académicas, empresariales y clínicas; en la medicina la Inteligencia Artificial y el uso de telecomunicaciones incrementan las oportunidades de prestar servicios y dar seguimiento puntual a diversos tipos de pacientes.

En los últimos años se han vuelto populares las consultan en línea, es decir recibir servicio médico a partir de una videollamada; inclusive, en algunos lugares comenzaron a generarse aplicaciones de seguimiento en las que se pueden contactar especialistas dependiendo los síntomas que se presenten o la circunstancias que se enfrentan.

Mauricio Ambriz Alarcón, Jefe de la División de Servicios médicos intermedios del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, explica que este método ayuda a puntualizar el seguimiento de pacientes crónicos, así como ofrecer la oportunidad de obtener servicios y valoraciones médicas a pesar de las distancias.

“Las consultas remotas son muy útiles cuando se trata de dar seguimiento a los pacientes de enfermedades crónicas, así como para la interpretación de resultados clínicos, sobre todo cuando la distancia entre consultorio u hospital es significativa para los pacientes”.

Ambriz Alarcón explica que el principal beneficio al realizar teleconsultas es la optimización del tiempo y la cercanía que se puede manejar con pacientes que requieren un seguimiento constante y una evaluación rutinaria de su estado, como las personas diabéticas y con hipertensión.

Además de esto, afirma que es una estrategia que permite colaborar y ampliar el panorama de estudios clínicos con el apoyo de especialistas de otras ciudades, de manera que se tiene una valoración con mayor calidad.

“Si bien esta herramienta es sumamente provechosa, es importante destacar que no se recomienda para iniciar un historial clínico o en casos de que los síntomas requieran una evaluación física; por ello siempre es recomendable que exista un primer encuentro en consultorio y llevar el seguimiento o reevaluación de manera virtual” añadió.

La ciudadanía ve esta clase de consultas como una forma rápida de recibir la atención médica, esto debido a que pueden tomarla en cualquier sitio sin la necesidad de trasladarse; a pesar de esto, también consideran que no siempre existen las condiciones pertinentes para llevar de manera óptima la consulta, como muestran algunos testimonios de pacientes que hemos recabado.

Cristian Laurian, por ejemplo, señala en entrevista que es una buena opción siempre y cuando la valoración sea previa y se tengan las condiciones para prestar atención a lo que el médico expresa, así como buscar que el espacio sea amistoso.

Por otro lado, Karen Valerio hace hincapié en que siempre debe existir un diagnóstico previo y la apertura a regresar al consultorio si así lo requiere el paciente; la idea de cercanía bajo el criterio de la tecnología le brinda facilidad por su estilo de vida, pero en ocasiones cuando no se siente satisfecha o considera que requiere una atención más personalizada acude a el espacio físico.

Elizabeth Santacruz, por su parte, indica que su experiencia con la recepción del servicio médico mediante plataformas como Zoom le generó cierta incomodidad, aunque asegura que es una manera funcional cuando no se cuenta con tiempo para acudir a un consultorio o los síntomas no requieren del espacio físico, pues el seguimiento que se brinda es personalizado y de calidad.

Ambriz Alarcón expresa que por ahora es irremplazable la auscultación para recabar información de historial clínico, pero no descarta que esto pueda cambiar con ayuda de la IA y se pueda derivar a pacientes a especialistas concretos a partir de una serie de preguntas sobre sus síntomas; sin embargo, siempre será necesaria la valoración del experto para orientar y explicar de manera puntual a cada individuo.

Aparte de lo antes mencionado, con las telecomunicaciones se puede brindar atención a una mayor cantidad de personas, lo que abre camino a que la brecha de acceso a la salud se reduzca y la población pueda tener acceso a servicios como la rehabilitación, planes nutrimentales, orientación psicológica e interpretación o modificación de planes médicos previamente prescritos.

En un futuro, tanto médicos como ciudadanos esperan que la tecnología permita no solo ampliar el rango de atención, sino acercar herramientas de IA para realizar mejores diagnósticos y promover una cultura de la prevención eficaz, así como cambiar el chip de atender lo mejor y más rápido posible oara prestar un servicio de mayor calidad con mejores resultados de tratamiento.

Post Views: 293