Microplásticos están contaminando también el cuerpo humano

Llaman a la población a hacer un uso más responsable de los productos plásticos, a separarlos, reusarlos o reciclarlos

1301
Contaminación de mares por plástico
saf. Foto: Internet

En el aire, en los alimentos y en el agua. La contaminación por residuos plásticos que la humanidad genera desde hace décadas está regresando en trozos microscópicos conocidos como nanopartículas, que penetran en cuerpo y podrían originar problemas de salud a las personas de todas las edades, advirtió la investigadora del Centro Universitario de ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) Martha Georgina Orozco Medina.

“Aparte de esta nube de plásticos que estamos en contacto por el aire a nivel de nanopartículas, la podemos encontrar disuelta en el agua, y que al consumirla representa una amenaza latente. Aquí preocupa mucho que muchas especies de moluscos o cuerpos marinos pudieran estar teniendo estos nanoplásticos, y que a la ingesta pudieran formar parte del metabolismo”, explicó.

De acuerdo con estimaciones, en 2023 serán generadas dos mil millones de toneladas de residuos, de los cuales, 400 millones de toneladas serán materiales plásticos o sintéticos; más de la mitad de éstos son usados una sola vez y van a dar a basureros municipales, ríos, lagos o mares.

En Jalisco son generadas más de tres millones de toneladas de basura al año, equivalente a llenar 25 veces el estadio Jalisco. Tan sólo lo que generan los habitantes del municipio de Guadalajara llenaría casi seis veces dicho estadio.

CUCBA tiene la primera planta de manejo integral de residuos, única en toda Latinoamérica en una institución educativa. Foto: Adriana González

Orozco Medina señaló que hay investigaciones científicas internacionales que evidencian la presencia de estos nanoplásticos en la sangre de bebés y la leche materna, y hay evidencia de que estas partículas pueden traspasar la barrera placentaria durante el proceso de embarazo y los recubrimientos naturales que tiene el cerebro.

“Literalmente, se nos están regresando los contaminantes plásticos, y lo que requerimos hacer es profundizar en las investigaciones para saber qué está pasando con esta composición de nanoplásticos, con su migración dentro del metabolismo humano y de otras especies”, declaró.

Orozco Medina, también directora de la revista de divulgación Sembrando conciencia del CUCBA, destacó que el uso excesivo de plásticos de un solo uso, como bolsas o material desechable para comida, material pet o ropa confeccionada con materiales sintéticos, generan saturación de estos residuos plásticos en los basureros, que con el Sol liberan partículas que van al aire y al agua de mantos freáticos (que más tarde se convierte en agua potable) o al mar.

Estos residuos, considerados contaminantes emergentes, están llegando al interior de organismos de animales marinos, así como a los ríos.

Fotografía: Edgar Campechano

“Están representando una severa complicación en la vida acuática; están presentándose en los cuerpos de agua, donde liberan micropartículas y están entrando al metabolismo de algunos ejemplares marinos. Esta condición va a representar un problema asociado con la cadena alimenticia que termina en la especie humana”, subrayó la investigadora.

La Rectora del CUCBA, Graciela Gudiño Cabrera, dijo que ante esta excesiva contaminación, las y los investigadores de ese centro han generado diversas estrategias para ayudar a disminuir la presencia de residuos plásticos, como la realización de estudios, cursos y talleres de concienciación ambiental, además de la habilitación de un área especializada en el proceso de reciclaje para convertir este material en productos de uso común.

El director de la División de Ciencias Biológicas y Ambientales del plantel, Javier García de Alba Verduzco, explicó que este centro tiene la primera planta de manejo integral de residuos, única en toda Latinoamérica que está en una institución educativa y que sirve para la educación ambiental y para generar conciencia sobre la necesidad de reutilizar y reciclar.

En esta planta han sido generados diversos productos a partir de las cerca de 100 toneladas de plástico que han recibido. Foto: Adriana González

En esta planta no sólo han sido generados otros productos, como bancas, a partir de las cerca de 100 toneladas de plástico que han recibido, sino que es un espacio para que el sector empresarial se capacite en temas de transformación y reúso de residuos, a fin de que le saquen mayor provecho y que a la vez no contaminen tanto, explicó el académico.

“Si los residuos plásticos que usamos día con día los separamos y vemos la transformación en una banca, la gente sabe que algo que están haciendo desde sus casas se convierte en algo que ayuda a tener un mayor confort en la ciudad. Eso es lo que queremos hacer en el CUCBA y la UdeG, transformar a las personas en la nueva cultura de manejo de residuos, y hay que hacerlo en conjunto con los empresarios y el gobierno”, subrayó García de Alba Verduzco.

Los especialistas recordaron que no todo es basura, pues hay componentes que pueden ser separados y utilizados en diversos ámbitos; por ejemplo, los desechos orgánicos provenientes de frutas y verduras pueden ser usados para realizar composta casera que sirva de abono para las plantas.

Invitaron a las personas a evitar lo más posible los plásticos, principalmente los de un solo uso, a separar los envases plásticos para reusarlos o donarlos en los lugares dedicados al reciclaje, además de cambiar sus hábitos de compra para propiciar un menor número de residuos que van a los basureros.

Artículo anteriorInvita Escuela Politécnica de Belenes a que padres de familia emprendan un negocio
Artículo siguienteEntregan contrato de definitividad a 459 trabajadores universitarios