Llega Corazón del tiempo

732

Los problemas de los indígenas de Chiapas siguen vivos. La lucha zapatista, lejos de los reflectores mediáticos, continúa en el sureste mexicano para ayudar a los habitantes de las comunidades autónomas.
Con esta premisa, Corazón del tiempo, filme producido por la Universidad de Guadalajara y Cinefusión, comenzó a ser exhibido con 13 copias en las pantallas comerciales, luego de participar en diversos festivales y ser vista en España, Reino Unido y Ecuador.
Por su temática, se convierte en el primer largometraje de ficción que muestra la vida cotidiana en las comunidades indígenas autónomas del sur de México y el trabajo que realiza en ellas el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a favor de su desarrollo.
La cinta la filmaron en la comunidad zapatista de La Esperanza, de San Pedro, Chiapas. Con un guión de Hermann Bellinghausen y actores no profesionales extraídos de las comunidades indígenas, Corazón del tiempo fue concebida hace aproximadamente siete años, aunque el proyecto lo desarrollaron y concluyeron en tres años, durante los cuales el equipo de producción contó con la autorización y el apoyo del EZLN para rodar en su territorio.
Durante una presentación a medios de comunicación en el Cineforo de la UdeG, Alberto Cortés, director del filme, explicó que rodar en La Esperanza fue sencillo, por la disposición de la comunidad y el espacio controlado en el que viven.
“Desde que autorizaron que se hiciera, los zapatistas fueron con todo con nosotros. En la película no hay un solo actor que no sea zapatista. Esto facilitaba las cosas. Teníamos ciertas dificultades con el clima y el entorno, pero son gentes que conocen el lugar, que saben moverse, hacer tortillas, recoger maíz y montar a caballo, lo que hubiera sido difícil enseñarle a un actor urbano, y que lo sintiera natural”.
La originalidad y espontaneidad de estos jóvenes, elegidos después de un taller de expresión corporal realizado por el Laboratorio de teatro campesino e indígena, refleja lo que se vive en sus comunidades. “Son jóvenes que nacieron y crecieron con el zapatismo y tienen ganas de expresar eso con lo que estaban de acuerdo, lo que le dio riqueza a la película y muestra cómo los zapatistas van avanzando por ellos mismos”.
Luego de obtener el premio Mayahuel al mejor director, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara 2009, participar en diversos festivales nacionales e internacionales y asociarse con la distribuidora Macondo, Corazón del tiempo participó también en el Festival internacional de cine de Venecia, Italia.

Artículo anteriorKarla Sandomingo
Artículo siguienteDictamen de admisión SEMS ciclo 2010-A