María Ospina Pizano recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz

La narradora fue galardonada por su novela Solo un poco aquí

La escritora colombiana María Ospina Pizano recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz por su obra Solo un poco aquí, de manos de la directora y presidenta en funciones de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), Marisol Schulz Manaut, en una ceremonia realizada en el auditorio Juan Rulfo del recinto ferial.

 

La narradora afirmó que durante tres décadas este premio se ha dedicado a apoyar a las mujeres que escriben y a reconocer “el deseo, del deber, la urgencia de contar, de indagar, de filosofar, que Sor Juana Inés de la Cruz hizo hace varios siglos y que hoy sigue siendo urgente defender”.

 

“Es un premio que durante tres décadas ha defendido la literatura como lugar desde el que se trenzan las preguntas más complejas y se desafía a aquellos que están convencidos de la simpleza y la obviedad del mundo”, expresó.

 

Contó que el día en que se enteró del premio estaba en un barrio antiguo de Madrid y cerca de una estatua de Sor Juana, hasta la que fue como en una especie de ritual para agradecerle y dejarle una flor en la mano de piedra, ayudada por su hijo de 10 años. 

 

El miembro del jurado, Daniel Centeno Maldonado, leyó la semblanza de la ganadora y aseguró que su gusto por la naturaleza la ha llevado a andar y “trazar coordenadas y senderos lo mismo que también la regresan a esa enorme clásica que son los clásicos” de la literatura universal. 

 

Schulz Manaut recordó que este reconocimiento fue concebido y bautizado por la escritora nicaragüense Milagros Palma, en 1993, para reconocer el trabajo literario de las mujeres que publican en el mundo hispanohablante.

 

Señaló que este premio es la celebración a una novela con una alta carga simbólica que no sólo está enfocada al manejo del lenguaje animal sino que reconoce a otras voces que deben ser escuchadas y prestarles atención.

 

Carmen López Portillo, rectora de la Universidad del Claustro Sor Juana, señaló que la obra de Sor Juana es una invitación “a abrirnos al porvenir y superar una forma de pensar lo real, una advertencia frente al olvido, frente al pasmo y la parálisis” y que la escritora novohispana “amó las palabras y dedicó su vida a saber, a la búsqueda de la verdad, a la defensa de la libertad, la defensa de los derechos de las mujeres y las voces, otras, silenciadas”.

 

Recordó a Raúl Padilla López quien impulsó la literatura y fue promotor de la cultura en el país y de la feria más importante de América Latina.

 

La escritora Sara Poot Herrera, presidenta del jurado, señaló que la novela premiada fue elegida por unanimidad entre 106 candidaturas por ser “un bello y elaborado ejercicio de escritura creativa”.

 

Expresó que, de acuerdo con el acta resolutiva del jurado del premio, “lo más meritorio e importante de la novela de María Ospina Pizano es que está dedicada a los seres vivos que nos rodean, y que normalmente o ignoramos o nos comemos o los usamos sin pensar” y destacó que “en Solo un poco aquí los pocos protagonistas, que no personajes, humanos son todas mujeres, compasivas y comprometidas con su comunidad”.

 

Ospina Pizano es autora del libro de cuentos Azares del cuerpo, publicado en Colombia, Chile y España y traducido al italiano y al inglés, y por el cual fue preseleccionada al Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez en 2018. Ha escrito extensamente sobre memoria, violencia y naturaleza en la cultura colombiana contemporánea, incluyendo el libro El rompecabezas de la memoria: Literatura, cine y testimonio de comienzos de siglo en Colombia

Post Views: 1.192