La dignidad de las personas en las investigaciones

La bioética, al ser una disciplina que se establece como protectora de las personas y su medio ambiente, debe salvaguardar la dignidad de los participantes en los estudios clínicos

Las investigaciones clínicas que involucren muestras de sangre o tejidos, incluso de información obtenida a través de encuestas, deben tomar en cuenta la dignidad de las personas en la concepción misma de los proyectos, por lo que es fundamental que se respeten sus derechos humanos. 

El Coordinador de Especialidades Médicas del Centro Universitario del Sur (CUSur), Rafael Bustos Saldaña, destacó como pilar considerar la autonomía de la persona involucrada en su artículo  «La dignidad de las personas en las investigaciones clínicas», publicado en la revista internacional Medicina y Ética, de la Universidad Anáhuac,

“Toda investigación clínica requiere de seres humanos para obtener datos, recursos, sangre o tejidos y demás, bajo este contexto se debe respetar a las personas que participan en estas investigaciones”, explicó Bustos Saldaña., 

“Las personas que participan no son objetos de estudio, sino sujetos de investigación: que no constituyan el medio para obtener resultados, sino que sean el fin mismo de los resultados”

Los científicos deberían considerar la dignidad como un conjunto de cualidades como la libertad, autonomía, el derecho al acceso a la salud, el respeto, y las características de minorías o grupos vulnerables. “Porque no tomamos en cuenta las ideas religiosas o propias de las comunidades de escasos recursos o etnias sin tomar en cuenta su manera de pensar, sentir y de ser con respecto a su enfermedad que, en muchas veces, estamos haciendo las cosas con coerción”, destacó.

Una de las condiciones para revertir los abusos es la información sobre los riesgos, secuelas o maltrato de las personas participantes. Se trata del consentimiento informado que apela a la autonomía de la persona para aceptar o negar la propuesta de los científicos. 

“Es decir, que si entro al trabajo de investigación, es por mi libertad con la información adecuada, el consentimiento informado contemplado en la Ley General de Salud, donde me avisan de los procedimientos, riesgos, complicaciones y la posible atención médica, obligación que también aplica a la simple entrevista. 

Bustos Saldaña detalló que en cada proyecto realizado se debe considerar la protección de la vida, la salud, la integridad, la autodeterminación, la intimidad y confidencialidad de los participantes y su responsabilidad pues toda investigación clínica tiene la meta de respetar los derechos humanos y la dignidad de las personas.

Post Views: 981