La chilena Diamela Eltit gana Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2021

La galardonada reconoce la influencia que ha tenido de escritores de México, país que, dijo, para ella es un "lugar sagrado"

1921

La profundidad de su escritura única, y su trayectoria que trasciende las convenciones literarias para dialogar con la visualidad, la crítica, el feminismo, el psicoanálisis y las teorías contemporáneas en tiempos de pandemia; migraciones, depredación y devastación ambientales, fueron varios de los aspectos que se tomaron en cuenta para que el jurado otorgara, por unanimidad, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2021 a la escritora chilena Diamela Eltit, quien recibirá el galardón el 27 de noviembre próximo durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

El jurado estuvo integrado por Marco Belpoliti, de Italia; Maria Eunice Moreira, de Brasil; Rafael Olea Franco, de México; Javier Rodríguez Marcos, de España, Oana Sabo y Simona Sora, de Rumania y Lorena Amaro Castro, de Chile.

En el acta del fallo, que se hizo público esta mañana mediante una transmisión en vivo en las redes sociales de la FIL Guadalajara, el jurado reconoció a Diamela Eltit “por una trayectoria que trasciende las convenciones literarias para dialogar con la visualidad, la crítica, el feminismo, el psicoanálisis y las teorías contemporáneas poshumanistas”.

La representante del jurado, Lorena Amaro Castro, declaró que Eltit es una voz en la literatura trazada por los cuestionamientos más urgentes de la época contemporánea en tiempos de pandemia, migraciones, depredación y devastación.

Dijo que su obra está constituida por novelas, ensayos y crónicas, y dan lugar a subjetividades e historias hilvanadas por la resistencia, la marginalidad y el olvido, además de rescatar lúcidamente las posibilidades de una nueva humanidad.

Diamela Eltit agradeció al jurado por haber decidido otorgarle el galardón.

“Fue asombroso e inesperado, además de emocionante”.

“Yo siempre que vuelvo a México renuevo la mirada sobre algo que conozco, en el sentido de que hay una pluralidad de lenguas. Uno camina por las calles y escucha voces de pueblos originarios; el país tiene manualidades y artesanía que hablan de formas de vida muy importantes, además de sus intelectuales”, expresó.

México ha sido también lugar del exilio. “Hay que recordar el exilio español, y posteriormente el que tuvo lugar con las dictadoras del Sur. Recibió exiliados y los integró. Entonces, para mí, México es un lugar ‘sagrado’ por todos esos elementos, que están desde lo plural de sus grupos del pueblo originario, la sobrevivencia de esos pueblos, su historia antigua, sus ciudades, que son extraordinarias y su cultura”, compartió la escritora.

“Toda mi vida he estado ligada a la literatura. Uno de mis referentes es el escritor mexicano Juan Rulfo para pensar estéticas y cómo lo popular adquiere una dimensión muy extraordinaria y plural a partir de las poéticas”, subrayó.

Dijo que tuvo la gran suerte de conocer a grandes intelectuales mexicanos como Carlos Fuentes, Marta Lamas, Elena Poniatowska, y externó que ha leído mucha literatura mexicana.

“Hay un estante mexicano en mi cabeza. Lo mexicano ha sido importante y admirado”.

Externó que como escritora le interesan los espacios y lugares que están más obturados por las hegemonías. “Son los lugares que me invaden. No sé si me habitan. Son los lugares en los que no puedo dejar de pensar”.

Dijo que “la literatura tiene algo intempestivo y de pronto aparecen espacios, sujetos y dilemas que yo ni siquiera había pensado que iba a abordar; entonces, estoy abierta a las sorpresas y a permitir que esa literatura, que ya por muchas décadas he transitado, opere. Más allá de mí misma permito que transcurra sin ningún tipo de represión o límite”.

El Presidente de la FIL, Raúl Padilla López, dio la bienvenida durante la rueda de prensa y mencionó la emoción que genera la próxima visita de la ganadora a Guadalajara, pues permitirá que se cumpla de nueva cuenta uno de los objetivos fundamentales del premio: el diálogo internacional entre autores y lectores alrededor de la literatura y sus múltiples posibilidades.

Diamela Eltit

Nació en Santiago de Chile el 24 de agosto de 1949. Estudió en la Universidad Católica de Chile. Posteriormente, realizó estudios de posgrado en el Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile, donde obtuvo el grado en Literatura.

En 1980 publicó su primer libro de ensayo, titulado Una milla de cruces sobre el pavimento. Su primera novela, Lumpérica, apareció en 1983, a la que siguió Por la patria en 1983 y El cuarto mundo, en 1988.  El padre mío fue su primer libro de testimonios.

La obra de Eltit “da lugar a subjetividades e historias hilvanadas por la resistencia, la marginalidad y el olvido, donde rescata, lúcidamente, las posibilidades de una nueva humanidad”, agregan los integrantes del jurado en el documento.

El premio

Dotado con 150 mil dólares estadounidenses, el premio reconoce una vida de entrega a la literatura. Es convocado por la UdeG, el Gobierno de Jalisco, los ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan; Bancomext, Arca Continental y Fundación Universidad de Guadalajara, instituciones que integran la Asociación Civil Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances.

Este año se recibieron 71 propuestas, de 17 países, en las cuales estuvieron representados 57 escritores y siete idiomas: catalán, español, francés, italiano, rumano, portugués y gallego. Las postulaciones fueron inscritas por instituciones culturales y educativas, asociaciones literarias, editoriales y los propios miembros del jurado.

En sus 30 ediciones el premio ha sido otorgado a: Nicanor Parra (1991), Juan José Arreola (1992), Eliseo Diego (1993), Julio Ramón Ribeyro (1994), Nélida Piñón (1995), Augusto Monterroso (1996), Juan Marsé (1997), Olga Orozco (1998), Sergio Pitol (1999), Juan Gelman (2000), Juan García Ponce (2001), Cintio Vitier (2002), Rubem Fonseca (2003), Juan Goytisolo (2004), Tomás Segovia (2005), Carlos Monsiváis (2006), Fernando del Paso (2007), António Lobo Antunes (2008), Rafael Cadenas (2009), Margo Glantz (2010), Fernando Vallejo (2011), Alfredo Bryce Echenique (2012), Yves Bonnefoy (2013), Claudio Magris (2014), Enrique Vila-Matas (2015), Norman Manea (2016), Emmanuel Carrère (2017), Ida Vitale (2018) , David Huerta (2019) y Lídia Jorge (2020).

Artículo anteriorLéaLA 2021: “Volar con nuevas alas”
Artículo siguienteSe reunió Comisión universitaria con representantes del Poder Ejecutivo