La UdeG avanza en la inclusión de las personas sordas

La UdeG, en el marco de Política Institucional de Inclusión, ha implementado acciones en favor de personas con discapacidades en los niveles superior y medio superior

1369

El Consejo General Universitario aprobó los lineamientos para la acreditación del español escrito como segunda lengua, una medida que beneficia a los aspirantes y alumnos con discapacidad auditiva de la Universidad de Guadalajara, en sesión efectuada el pasado 29 de marzo, en el paraninfo Enrique Díaz de León.

Unos pocos datos evidencian el rezago educativo que limita el desarrollo personal, social y académico en la comunidad sorda. En México 2.3 millones de personas tienen alguna discapacidad auditiva; de las cuales casi 300 mil son sordas; de estas, tan solo el 30% son económicamente activas. En 2016, existían apenas 40 intérpretes certificados en lengua de señas, es decir, un intérprete por cada 7500 personas sordas en nuestro país.

La Universidad de Guadalajara, en el marco de Política Institucional de Inclusión (aprobada en 2018), ha implementado acciones en favor de personas con discapacidades en los niveles superior y medio superior. Entre las que destacan los ajustes razonables en los exámenes de admisión, el Programa de Apoyo a Estudiantes Sordos de Bachillerato de la Escuela Preparatoria No. 7 y el apoyo con intérpretes en lengua de señas a los alumnos sordos de licenciatura.

No obstante, una barrera institucional que persistía hasta esta semana era la acreditación de una lengua extranjera; incluso, en algunas licenciaturas, esta exigencia es un requisito para la titulación que pone en desventaja a los estudiantes sordos. La lengua de señas es, por lo general, la lengua materna de las personas sordas, el español escrito sería, por tanto, su segunda lengua. Aprender inglés, u otro idioma extranjero, representaría para ellos acreditar una tercera lengua.

Como acción afirmativa destinada a eliminar esta incongruencia administrativa que impone a los alumnos sordos una barrera en su trayectoria académica, en la sesión ordinaria del Consejo General Universitario, el pasado 29 de marzo, se aprobaron, con 150 votos a favor, cero en contra y una abstención, los lineamientos para la acreditación del segundo idioma en beneficio de aspirantes y del alumnado con discapacidad auditiva de la Universidad de Guadalajara (dictamen IV/2023/089).

“Es una debilidad institucional que no consideremos los casos de las personas con discapacidad auditiva o sordera, pero lo que estamos proponiendo ahora ante el Consejo me parece una de las acciones afirmativas más justas que podemos tener”, afirmó Ricardo Villanueva Lomelí, Rector General de La Universidad de Guadalajara, en la exposición de motivos del dictamen.

Texto: Noé Albino González, Jefe de la Unidad de Inclusión

Artículo anteriorEl reto medioambiental de las nuevas generaciones
Artículo siguienteCartón Trino