Glaucoma, una enfermedad silenciosa y prevenible

Desde 2008 se conmemora el día mundial de este padecimiento que se presenta en personas de entre 50 y 60 años, aunque el factor hereditario es importante para los casos de pacientes más jóvenes

1720

El Glaucoma es la segunda causa de ceguera irreversible en adultos mayores, en gran medida porque es una enfermedad silenciosa que se presenta casi sin síntomas y sus efectos se dejan sentir de manera progresiva.

Diana Esperanza Arévalo Simental, académica especialista en oftalmología en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud, explicó que esta neuropatía está relacionada con una afectación al nervio óptico debido a un aumento de la presión del ojo que sucede por un mal funcionamiento del humor acuoso.

«Cuando hay un aumento de la presión del ojo o intraocular, empieza a haber daño en el nervio óptico progresivo, por ello la mayoría de los pacientes no sabe que lo tiene porque no siente dolor, no tiene ningún síntoma«, refirió.

El tipo más común entre la población de más de 50 años es el Glaucoma primario de ángulo abierto que se caracteriza por una pérdida del campo visual; aunque también existe el tipo de ángulo cerrado, que se presenta en menor porcentaje y con el que algunas personas sí presentan ciertos síntomas.

La coordinadora de enseñanza e investigación en oftalmología del Hospital Civil de Guadalajara explicó que los pacientes tienen dolor ocular y notan una disminución en su visión en la periferia de afuera hacia adentro del ojo, es decir como si fuera un túnel.

El glaucoma se presenta en personas de entre 50 y 60 años, aunque el factor hereditario es importante para los casos de pacientes más jóvenes.

«Si tu mamá o tu papá tuvieron glaucoma o algún tío o alguien en la familia lo tiene, siempre se tiene que revisar a toda la familia, porque hay un factor hereditario fuerte que puede incidir en el desarrollo de la enfermedad, aunque hay otros casos que son congénitos o glaucoma juvenil, que son menos casos pero que sí existe», expresó.

La enfermedad es prevenible y controlable de manera sencilla, por lo que la especialista recomendó a las personas adultas mayores acudir o con antecedentes familiares de glaucoma hacerse una revisión médica cada año, donde el especialista revisará la presión ocular, la visión y algunos factores como diabetes e hipertensión, enfermedades que predisponen a esta afección.

El 90 por ciento de la ceguera por glaucoma es prevenible con la detección temprana, se controla con gotas para disminuir la presión del ojo y detener el avance del daño o que sea más lento, indicó Arévalo Simental.

Artículo anteriorLibrería Carlos Fuentes desentrañará «Los irlandeses»
Artículo siguienteAntropólogo Paul Liffman será galardonado con el Premio Tenamaztle 2021