Gerontología, clave para salvar a los futuros adultos mayores

CUTonalá y CUChapala, ofertan licenciatura para formar profesionales de la atención, cuidado y estudio de las personas de la tercera edad

810
Adultos mayores
Fotografía: David Valdovinos

Toda persona pretende envejecer bien y con calidad; por eso es importante que haya especialistas de la salud, la psicología, la integración social, el urbanismo y prácticamente cualquier disciplina que incida en algún adulto mayor.

En 2022, el 14 por ciento de la población mexicana tenía más de 60 años, y se espera que en 2030 pase al 17 por ciento.

Ante el hecho de que la pirámide poblacional está cambiando, en la Universidad de Guadalajara (UdeG) se imparte la licenciatura en Gerontología, tanto en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) y el Centro Universitario de Chapala (CUChapala), ambas coordinadas por Tania Granado Gil.

«En 2050, 23 de cada 100 mexicanos serán adultos mayores. Es una cuestión emergente para formar a recursos humanos para que no sólo atiendan a la población envejecida, sino a toda la que está por envejecer«, dijo.

La académica compartió que Jalisco es uno de los estados con mayor población de este tipo, con cerca de un millón de personas, ubicadas principalmente en los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tonalá, Tlaquepaque y Tlajomulco.

«Según el Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG), en 2020 en Jalisco la población total de adultos mayores era de 7.5 por ciento y se espera que en 2030 se espera casi al 10 por ciento; es decir, uno de cada 10 jaliscienses».

A decir de Granado Gil, ya se ha demostrado que la sociedad está sobrepasada en la atención de adultos mayores, como durante las vacunaciones contra el COVID-19, cuando cientos de miles de usuarios de edad avanzada tuvieron que ser atendidos.

Adultos mayores en vacunación contra COVID-19. Fotografía- Adriana González

«En México tenemos el desafío, en esta nueva realidad demográfica, para tener mejores prácticas para mejorar la calidad de vida de quienes estamos envejeciendo. El gerontólogo trabaja desde niños, jóvenes y adultos, porque todos estamos envejeciendo«.

Trabajan en comunidad en la Ribera de Chapala

Con la creación del CUChapala se creó la oferta de Gerontología para quienes habitan en la Ribera del Lago de Chapala, también se firmó un convenio con The Lake Chapala Society, una asociación sin fines de lucro que busca intercambiar experiencias y realizar actividades a favor de los ciudadanos de esa zona.

«Es un espacio similar a un centro de día de adultos mayores, para el público en general, no sólo para las personas extranjeras que ahí habitan».

«Tienen talleres, espacios recreativos y culturales que fomentan el proceso de envejecer bien, de tener una calidad de vida adecuada», comentó la coordinadora.

Dijo que los adultos mayores que habitan en la Ribera de Chapala tienen una buena calidad de vida, pues muchos de los servicios han sido adaptados.

«Hemos notado ocho lugares que hay casas geriátricas, que sólo algunos pueden pagar, que cuentan con alberca, espacios de asistencia para personas con alguna discapacidad física, asistencia permanente. Obviamente esto es inaccesible para muchas personas».

Sin embargo; también hay centros de día, como los que dirigen los DIF, que es a donde acuden a hacer actividades recreativas durante la mañana

Falta sentido gerontológico en casas de retiro

Los lugares donde se brindan cuidados y atienden a personas de la tercera edad, conocidos como casas de retiro, son sitios que comúnmente son regulados por instancias como la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal); pero, a decir de la coordinadora de Gerontología, no todos son idóneos debido a falta de preparación.

«Me refiero a que entiendan que lo que hacen debe tener un enfoque gerontológico, para mejorar los servicios que dan, porque a veces, por desconocimiento, pareciera que hay malos tratos, pero realmente es desconocimiento de cómo tratar a los adultos mayores».

Dijo que la mayoría de estos lugares funcionan con voluntarios o quienes, tras adquirir práctica, se han ido relacionando con este tipo de personas mayores.

«Sí se requiere de un enfoque más profesionalizante, y esa es la parte que puede atender el gerontólogo, incluso a los directivos».

Artículo anteriorAgenda 8M
Artículo siguienteTheo Croker en Guadalajara