Frente a las chinches recomiendan limpieza profunda en casa

Especialistas aclararon que pese a las picaduras y picazón, las chinches no transmiten enfermedades

Investigadores de la UdeG descartaron que las chinches de cama representen un riesgo de infestación como las reportadas en ciudades como París, Nueva York y en la Ciudad Universitaria de la UNAM, y recomendaron medidas de higiene para prevenir su presencia en las casas.

Jaime Reyes Hernández, biólogo y entomólogo del Departamento de Producción Agrícola, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), explicó que las chinches, con nombre científico cimex lecturalius, se alimentan durante la noche por lo que no suelen anidar en las escuelas.

“En las escuelas no hay dormitorios, cobijas o refugios y hasta ahora no hay evidencias, como fotografías de colonias de chinches ni se han localizado sus nidos, reconocibles por el olor apestoso característico de estos insectos pues se alimentan de nuestra sangre”.

Informó que las chinches de cama son un grupo de insectos que se alimentan de la sangre de animales que anidan, como aves, y mamíferos como ratas, tlacuaches o humanos.

“Las chinches tienen más tiempo viviendo que nosotros y, en el caso de Guadalajara, siempre ha habido”.

Por su parte, el Director del Instituto Regional de Investigación en Salud Pública, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Ezequiel Magallón Gastelum, aclaró que pese a las picaduras y picazón, las chinches no transmiten enfermedades.

Magallón Gastelum informó sobre la alta tasa de reproducción del hematófago que se alimenta cada tercer día y con una sobrevivencia promedio de hasta un año. 

“Puede poner de uno a siete huevos por día, lo que depende de las condiciones de temperatura, humedad y el alcance al alimento”, explicó.

Las chinches permanecen escondidas en grietas, detrás de los apagadores y, sobre todo, en las costuras de cama, almohadas y boxes de cama.

Durante la noche, cuando los humanos duermen, las chinches salen de sus esconditesy buscan el dióxido de carbono exhalado y la temperatura de su alimento. Aunque la picadura es más dolorosa que la del mosquito, logra anestesiar el área con su saliva.

Ante esos hábitos, Magallón Gastelum recomendó la revisión cotidiana de las camas.

A diario hay que revisar en los colchones, en los pliegues, en las marcos de las camas, los armazones, también en los apagadores”, sugirió.

Reyes Hernández destacó que las chinches son un organismo oportunista que aprovecha los descuidos en la higiene por el ritmo de la vida cotidiana. 

“Estos hábitos de higiene como lavar las camas, cambiar la ropa de cama, prácticas que se están perdiendo porque estamos ocupados en el trabajo, llegamos, dormimos y en esos descuidos nos invaden”.

Post Views: 2.539