«Extraña forma de vida», un western a la Almodóvar

El cortometraje del director español puede disfrutarse en la Cineteca FICG y 
en la Sala Cineforo Universidad

“Libertad” es lo que sintió el cineasta Pedro Almodóvar mientras dirigía su segundo cortometraje: Extraña forma de vida, filmado en el desierto de Almería (España).

Todo era nuevo para él. “Es muy estimulante sentir esa especie de libertad de principiante”, recuperar la ilusión y “poder mover con enorme libertad”, para hacer un cine totalmente independiente», afirmó en entrevista proyectada al finalizar los créditos de su producción cinematográfica, en la Cineteca FICG, a la prensa tapatía.

“El corto te prepara o por lo menos propicia que experimentes en lo formal, porque hay como menos responsabilidad por su propio formato”. De manera, que los cortometrajes: La voz humana y Extraña forma de vida,  que a futuro podrían formar parte de un tríptico, le permitieron experimentar una “teoría visual” y también con el idioma inglés. Pero para él, el largometraje “requiere un mayor compromiso con la realidad”.

Almodóvar en este filme presenta un western, “género vigente dependiendo de la mirada con se aborde», dice, al narrar en 30 minutos el reencuentro de Jake y Silva, dos expistoleros a sueldos, interpretados por Ethan Hawke y Pedro Pascal, entre quienes, desde su primer encuentro, hubo química inmediata y «eran perfectos cada uno para su rol».

En el cortometraje hay un desnudo: el de las palabras: «La desnudez de las palabras es tan erótica y tan impactante como los cuerpos desnudos» que no fue necesario mostrar escenas orgiásticas que «ya he hecho como La ley del deseo, por lo cual ya estoy curado, o ya mi deuda con eso ya la he cumplido». 

Por otra parte, el director de cine refiere que se ha permitido un anacronismo al incluir un fado de Amalia Rodríguez, en la voz de Caetano Veloso, que habla «de las personas que viven de espalda a su propio deseo». Una canción que se titula igual que este su filme número 22. 

Sobre la música realizada por Alberto Iglesias, su compositor de cabecera, señaló que tras escucharla se quedó «boquiabierto», pues considera que es una de las mejores bandas sonoras que Iglesias ha hecho de forma original, con total independencia y donde él (Almódovar) menos ha intervenido.

Los horarios de proyección de Extraña forma de vida en espacios universitarios pueden consultarse en www.cinetecaficg.com.

Post Views: 898