Existen brechas en la atención del adulto mayor

Se necesitarán todavía varios años para contar con los recursos necesarios a dar una atención integral a este sector poblacional que va en aumento

Aunque hay avances en algunos rubros, la realidad es que la población mayor a 60 años sigue padeciendo muchas carencias en cuanto a sus necesidades de salud, vivienda, alimentación y recreación.

Esto lo explicó el jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, David Leal Mora, quien destacó además que este sector de la población crece.

“Desde el punto de vista de salud no tenemos suficiente infraestructura dedicada al manejo de los ancianos, los tratamos en un sistema de salud de hace 50 años y en aquel entonces la prioridad era el niño y la madre”.

Destacó que las ciudades, donde existe más población geriátrica, no son espacios amables para este sector, ya que no existe infraestructura urbana para protegerlos y fue del primer cuadro de la ciudad no se han visto modificaciones.

“Tampoco tenemos lugares donde podamos atender a los ancianos que no tienen familia, antes las familias eran numerosas y la madre se quedaba en el hogar y el adulto mayor tenía cabida, ahora son pocos hijos y la mujer está involucrada en la productividad y si hay un anciano se queda solo. Mientras sea autosuficiente está bien, el problema es cuando depende de alguien para sus actividades y las familias tampoco tienen recursos para llevarlo a un lugar donde lo cuiden”.

Recordó que el Hospital Civil de Guadalajara fue el primero fuera de la Ciudad de México en contar con servicio de geriatría y desde entonces ha avanzado, pues ahora tienen la unidad de atención geriátrica de alta especialidad, pero el problema es que este modelo de atención no se replica en otros sistemas de salud.

“Además de infraestructura faltan recursos humanos y aunque se ha incrementado el número de estudiantes de la especialidad, todavía es muy deficiente. Van a pasar muchos años antes de que tengamos los suficientes recursos y no solamente de médicos geriatras, sino recursos capacitados en enfermería, terapia física, nutrición y rehabilitación para este sector. Mucha de la atención que reciben es muy improvisada, no está planeada”.

En cuanto a las principales enfermedades del paciente geriátrico, dijo que son las crónico-degenerativas, y si bien es cierto que su incidencia se incrementa con la edad, muchas de ellas no inician en el envejecimiento sino en la edad adulta y llegan a la vejez con una serie de complicaciones y secuelas por un mal cuidado, como es el caso de diabetes, hipertensión, accidente vascular cerebral además de infecciones como neumonía.

“Por otro lado están los síndromes geriátricos que sí son patologías que están íntimamente relacionadas con el envejecimiento, como son la demencia, osteoporosis, incontinencia, las caídas, la fragilidad y trastornos nutricionales”.

El adulto mayor se debe atender no sólo cuando tiene una enfermedad, ya que muchos de los problemas se pueden prevenir, de ahí la importancia de la atención del anciano sano, que básicamente no existe en el país.

“Existe el falso estereotipo del anciano frágil, con pérdida de memoria, olvidadizo, enojón y los mismos familiares le achacan todo al envejecimiento, y todos esos síntomas que son secundarios a la vejez es lo que acaba por perjudicar la salud del anciano. La vejez no es sinónimo de enfermedad, muchos de esos problemas son síntomas de enfermedad que se deben de atender y si se atienden en forma oportuna previene que haya complicaciones. Un anciano sano es el que física y mentalmente es independiente y que puede hacer todas sus actividades”.

Dijo que en esa etapa de la vida es importante tener un control de las enfermedades que padecen y acudir a revisiones por lo menos cada seis meses.

“La medicina preventiva en el anciano es importante, su esquema de vacunas, su escrutinio para ver cómo está su estado emocional, como está su función cognitiva, su estado nutricional y para controlar sus enfermedades. El problema es que vienen a buscar atención médica cuando ya están enfermos o muy enfermos”.

A quienes están al cuidado de un adulto mayor recomendó tratarlo con la misma atención, dedicación y afecto que a los demás miembros de la familia y lamentó que el maltrato hacia este grupo se siga presentando en diferentes formas.

“Tenemos ya una iniciativa para la prevención del maltrato en el anciano, espero que funcione, porque las que teníamos estaban en la ley pero no funcionaba y estas situaciones deben cambiar”.

Post Views: 1.144