«Corazón de metralleta», el infrarrealismo tapatío de los años 70

Libro de investigador de la UdeG recorre la historia de una generación de autores que a finales de los 60 conformaron en Guadalajara un movimiento poético y editorial propio, que marcó la sucesiva producción literaria de la ciudad

ADRIÁN MONTIEL

Los poetas tapatíos de finales de los años 60, los “poetas disidentes” como los denomina el investigador Pedro Valderrama Villanueva, antecedieron al movimiento infrarrealista de la Ciudad de México, uno de cuyos exponentes fue el poeta y narrador chileno Roberto Bolaño.

Así lo cuenta en su libro Corazón de metralla. Breve historia del movimiento poético y editorial de Guadalajara (1971-1990) bajo el sello editorial Keli Ediciones, donde subsana el vacío y completa la serie arrancada con El perímetro de la hoja compuesta con la revisión de revistas literarias tapatías entre 1991-2000.

Corazón de metralla brinda detalles de la riqueza lírica de los tapatíos y los vínculos con el movimiento infrarrealista, del que no había registro en Guadalajara y que, en términos generales, no recuerda a su impulsor, Luis Mario Papasquiaro ni a la poesía de Roberto Bolaño, aunque sí a su novela, Los detectives salvajes

“Lo que pasó en Guadalajara es algo que jamás se había revisado. Es el primer trabajo que propone el antecedente del infrarrealismo y los méritos de la poesía que han perdurado en Guadalajara”, explicó.

Porque en Guadalajara continúa la revisión del movimiento poético y editorial con el libro de Ricardo Castillo El pobrecito señor X, un libro con cinco reimpresiones, buscado, leído y revisado desde 1976.

Sin pensar demasiado en el movimiento infrarrealista, el autor reparó en una hipótesis más poderosa: la de un movimiento singular.

“El libro trata de sustentar esa hipótesis: hay un movimiento poético-editorial en la ciudad, pero el libro no solamente se limita al movimiento, lo planteo como el inicio de dos décadas de este movimiento en Guadalajara”, explicó.

Pero también Corazón de metralla puede leerse como una breve historia de la literatura disidente en Guadalajara.

“Buena parte del desarrollo de la literatura en Guadalajara tiene que ver con estos poetas de los años 70 que les llamo ‘los poetas disidentes’ por el discurso, el estilo, el lenguaje que emplearon en su poesía”

Estos poetas vivieron en un contexto cultural marcado por las manifestaciones alternativas o contraculturales; y en un clima social convulso como lo fue la persecución de jóvenes en Guadalajara por la Guerrilla, la Guerra Sucia o la Guerrilla Urbana, y sobre todo por el Movimiento de 1968 del que hace una revisión.

Pese a eso en la poesía no encontró solamente la posición social de los poetas, aunque sí un carácter contestatario que despliega cuestiones personales, visiones del mundo, sobre la familia, cuestionamientos sobre temas no solamente políticos.

“Más que la guerrilla y demás, es el lenguaje renovador que ofrece esta generación en Guadalajara. La poesía es íntima, es una visión personal sobre el mundo: jóvenes en una época de crisis existencial”, destacó Valderrama Villanueva.

Algunos nombres de los “poetas disidentes” son Ricardo Castillo, Raúl Bañuelos, Ricardo Yáñez, Carlos Prospero, Amado Pérez, Javier Ramírez, Raúl Aceves, entre varios más que han evolucionado desde los años 70 y que continúan con su obra. 

“Mantienen cierto aire de esa juventud de la época, han ido evolucionado y cambiando su discurso, por supuesto. Yo diría que la mayoría son poetas consolidados de la literatura jalisciense actual”, dijo. 

En el compendio de poetas se incluyen a quienes formaron a otros poetas en talleres literarios de los años 90 y 2000, como Alejandro Zapa, Gustavo Hernández Merino, Luis Vicente de Aguinaga y muchos más.

Las colecciones de libros la conformó con regalos de poetas, investigadores, hallazgos en librerías de usado, de publicaciones marginales impresas en mimeógrafos, distribuidas en fotocopias, algunos en imprenta, hojas sueltas o dobladas, todos con elementos contraculturales y diseños fuera de la estética predominante y que no gozaron del privilegio de la memoria resguardada por las bibliotecas. 

Son materiales marginales, alternativos, ‘los otros libros’, como les llama Raúl Renan, pues no entran dentro de la academia, no entran dentro de lo que se considera el formato de una revista. Repito: son hojas, volantes, rollos, son una infinidad de formatos que tienen este tipo de revistas marginales”.

Corazón de metralla se presentará mañana 3 de octubre a las 19:00 horas en el ex Convento del Carmen. La presentación estará a cargo de Carlos Prospero, Amado Pérez y Pedro Valderrama.

Editorial: Keli Ediciones

Presentación: 3 de octubre, 

19:00 horas,

ex Convento del Carmen

Post Views: 1.458