El silencioso impacto del cambio climático en los océanos

Una vez que se eleva la temperatura los océanos aumentan su volumen, lo que provoca que los niveles de las cuencas oceánicas se eleven y puedan provocar inundaciones, lo que también afecta a la biodiversidad

A pesar de su inmensidad, los océanos alrededor del mundo también son susceptibles al cambio climático provocado por la humanidad, y aunque el daño es considerable en la actualidad, aún existen esperanzas para preservarlos y conservarlos.

El ser humano ha provocado un aumento en los gases de efecto invernadero en la Tierra, lo que también ha detonado el calentamiento de los océanos, que a su vez pueden causar cambios en el aumento del nivel del mar que afecten a ciudades costeras.

Los gases de efecto invernadero hacen aumentar la cantidad de la radiación solar que nos llega al planeta, eleva la temperatura, y una vez que se eleva la temperatura es cuando hay calentamiento global, y eso impacta en todos los elementos del clima”, explica Hermes Ulises Ramírez Sánchez, investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología de la UdeG.

Ramírez Sánchez menciona que una vez que se eleva la temperatura los océanos aumentan su volumen, lo que provoca que los niveles de las cuencas oceánicas se eleven y puedan provocar inundaciones, lo que también afecta a la biodiversidad.

Por ejemplo, este desequilibrio puede afectar al fitoplancton que habita los océanos, que se encarga de producir la mayoría del oxígeno que consumen otros seres vivos en la Tierra.

“El problema es bastante complejo y a veces tratamos de banalizarlo mucho, y tenemos que hacerle entender a la gente que cualquier cambio que hagamos en la naturaleza va a contribuir a detonar efectos en todos los ecosistemas”.

El investigador considera que la quema de combustibles fósiles y la deforestación son dos de los factores que han detonado el cambio climático. Añadió que es necesario optimizar los sistemas de energía para recurrir a otras fuentes que sean menos contaminantes.

Por otra parte, estima que la humanidad debe de trabajar en preservar bosques, selvas y ecosistemas marinos, además de que los pequeños hábitos como ahorrar agua en casa o reciclar, pueden generar cambios mínimos que se sumen para impactar a gran escala.

Ramírez Sánchez menciona que es posible que a mediados de este siglo los efectos del cambio climático puedan disminuir, pero es probable que se deba al descenso en la población mundial y a otros factores que minimizarían el impacto humano a la naturaleza.

El cambio climático ya es inequívoco, es conocido por los seres humanos y conforme avancemos el siglo se va a ir recrudeciendo para llegar a su pico máximo en la década de los 50 o 60 para posteriormente tener una pequeña recuperación, pero con grandes cambios en los ecosistemas”.

Post Views: 2.752