El serotipo 3 del dengue apareció en Jalisco

Este 26 de agosto se conmemora el Día Internacional contra el dengue el cual tiene como objetivo informar acerca de cómo prevenir la transmisión de esta enfermedad

Un visitante poco grato ha llegado a Jalisco: el serotipo 3 del dengue circula con apenas un par de casos registrados, lo que representa un riesgo para la población que se puede prevenir con cuidados desde casa.

Existen cuatro serotipos del dengue: los 1 y 2, a los que se les atribuyen casos menos graves, y los 3 y 4, considerados causantes de casos de mayor gravedad o con signos de alerta, explicó Adolfo López Corona, médico adscrito a la Coordinación de Epidemiología, del Hospital Civil de Guadalajara.

En Jalisco, el año pasado sólo se registraron casos de serotipo 1 y 2 hasta la semana epidemiológica 32; sin embargo, durante la misma semana de este año se han reportado dos casos de serotipo 3, según la Dirección General de Epidemiología, de la Secretaría de Salud Federal.

“Sí tenemos un cierto grado de resistencia superior al serotipo que nos había infectado previamente, pero si, por ejemplo, ya tuvimos del tipo 1 o el tipo 2 y llega ahora una infección del tipo 3, es altamente probable que tengamos algún signo de alarma”, detalló.

López Corona indicó que los casos de esta enfermedad ya no se clasifican en hemorrágico y clásico, sino que se habla de casos probables, confirmados y descartados, y éstos se dividen por sus características en dengue no grave, dengue con signos de alarma y dengue grave.

El dengue no grave es aquel en el que los pacientes presentan síntomas leves como náuseas, vómitos, dolor muscular y de articulaciones; mientras que el dengue con signos de alarma, además de estos síntomas, también puede provocar dolor intenso abdominal, sangrado de mucosas y acumulación de líquidos.

Por otra parte, el dengue grave es aquel en el que el paciente puede manifestar dificultad para respirar, hemorragias, descenso de la presión, alteración de la conciencia, daño hepático, e incluso la muerte.

«Va evolucionando como tal desde el dengue no grave hasta el dengue grave, se van acumulando factores de riesgo”.

 

“En el momento en el que una persona presenta los síntomas de un dengue no grave es recomendable atenderse para evitar sobre todo que llegue a una fase más delicada y que esto pueda comprometer su salud o su vida”.

 

Un panorama para reflexionar

López Corona mencionó que a nivel nacional este año se reportan aproximadamente nueve mil 397 casos confirmados acumulados de dengue hasta la semana 34, en contraste con los dos mil 886 que se registraron en el mismo periodo de 2022.

Aunque la mayoría de esos más de nueve mil casos se localizan en Quintana Roo, Veracruz, Yucatán, Puebla y Morelos, subrayó que en Jalisco es latente el riesgo de que los casos puedan elevarse.

En el estado, durante 2022 se reportaron 14 casos hasta la semana epidemiológica 32, y actualmente se tiene registro de 54 casos en este año, de los cuales 31 son de dengue no grave, 22 de dengue con signos de alerta y uno considerado dengue grave.

El especialista resaltó que la cifra de casos puede incrementarse en Jalisco si no se llevan a cabo acciones preventivas y mencionó que de acuerdo a los informes de la Dirección General de Epidemiología, los municipios de Pihuamo y Cihuatlán son los más vulnerables ante esta enfermedad.

“No existe como tal una vacuna o un medicamento contra el dengue, por lo que las principales medidas son el control entomológico, esto significa evitar la proliferación del mosquito”.

Algunas de las medidas preventivas son mantener limpios los espacios del hogar donde pueda acumularse agua o usar repelentes y ropa para evitar picaduras de mosquitos. También recomendó no automedicarse para evitar complicaciones.

“Si una persona tiene síntomas, lo primero es consultar a su médico, vigilar los signos de alarma, no automedicarse y no utilizar antibióticos”.

Post Views: 1.886