El poder de conectar generaciones

Estamos en un momento idóneo para que los sistemas existentes abran paso a que las generaciones tengan una transición e involucramiento que tome en cuenta la diversidad entre las mismas

Los cambios generacionales no tienen solución de continuidad, las dinámicas familiares siguen en constante cambio, la esperanza de vida aumenta, y los entornos labores constantemente tienen nuevas adaptaciones. Cada vez nuestros entornos son más volátiles repsecto a años anteriores, y las tendencias, los retos, los problemas y las soluciones que como sociedad les damos, son cada vez más diversos.

En esta realidad, vemos cada día más adultos mayores entre nosotros realizando sus compras en centros comerciales, asistiendo a eventos deportivos y de entretenimiento; desempeñándose como maestros, algunos como estudiantes, otros más en su retiro, e inclusive como líderes o empresarios de diferentes sectores. A pesar de tener este grupo de personas diversas que ofrece una inteligencia colectiva indeleble, ¿le damos la importancia y un aprovechamiento conveniente?

Es un desafío importante poder generar un sentimiento de empatía entre diferentes generaciones, promoviendo una integración clara y fuerte en la que mutuamente puedan ofrecerse infinidad de cosas unas a otras, lo que permite entender que estamos en un momento idóneo para que los sistemas existentes abran paso a que las generaciones tengan una transición e involucramiento que tome en cuenta la diversidad entre las mismas.

Pese a que, por desconocimiento o miedo, nuestras acciones hacia las personas de la tercera edad pueden afectar a terceros, hoy en día la información variada, relevante y abierta para el público en general nos permite crear y tener el poder de la elección para ser mas cercanos con nuestros adultos mayores, y existe la posibilidad de encontrar una sinergia entre diferentes generaciones sin desventajas o crítica alguna.

¿Estamos listos para poder vivir en una sociedad para todas las edades?

Tener la oportunidad de poder convivir con personas de 60 años o más sin duda alguna es de las experiencias más peculiares que podemos tener. Al ser un grupo muy heterogéneo y particular, nos despierta por momentos preguntas, otras veces cuestiona nuestros pensamientos y puntos de vista, pero sobre todo nos da hincapié a una introspección.

Es necesario entonces ver esta brecha entre generaciones como una oportunidad social, cultural, pero también para algunas industrias que puedan ver un potencial económico. Los beneficios van desde la perspectiva de cómo queremos ser adultos mayores, hasta tener la dedicación de seguir promoviendo espacios que garanticen una convivencia sana para todas y todos.

Ahora bien, si tienes algún adulto mayor a tu alrededor date la oportunidad de conocerlo, de brindarle algún tipo de ayuda o hasta realizar actividades juntos. La forma en que cada generación ha crecido comporta un sinfín de estereotipos, normas y actividades. El poder de conectar generaciones empieza desde darnos cuenta de esto, quizás por momentos parezca muy poco visible lo que podamos aprender, pero si algo tenemos en común todos, es el hecho de estar envejeciendo cada día, por lo que no es una alternativa, no es un desafío sino una oportunidad de adquirir conocimientos que nos hagan crecer desde lo personal hasta lo profesional a través de pequeñas acciones dirigidas a todos los grupos de edades.

La Universidad de Guadalajara trabaja constantemente en la innovación y la apertura para introducir programas educativos de calidad que buscan hacer frente a los retos en la comunidad, además de potencializar las habilidades de los que aspiran a las mismas.

El Centro Universitario de Tonalá apostó por invertir en ello, abriendo la licenciatura en Gerontología, la cual aborda la vejez, el envejecimiento y varios aspectos de los adultos mayores. En definitiva, el programa ha aportado de manera significativa a incontables estudiantes que se encuentran o han pasado en la misma, distinguiéndose en la capacidad de poder generar intervenciones a determinados niveles e industrias, para no solo fomentar estilos de vida saludable, sino también dar auge y accesibilidad a productos y servicios dentro del cuidado de la salud, que vayan asociados con políticas públicas a la par de la seguridad social.

*Egresado UdeG y estudiante del programa de Gestión de servicios para el envejecimiento, en la Universidad del Sur de California

Foto: Gustavo Alfonzo

Post Views: 910