"Cualquier cosa bien contada puede ser memorable": Antonio Muñoz Molina

Animó a las y los estudiantes a escribir desde los lugares que habitan y lo que ven

El narrador español Antonio Muñoz Molina ofreció una conferencia a estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la UdeG, como parte del Foro Internacional de Lengua y Literatura Hispánicas que tiene lugar en el marco de la FIL Guadalajara 2023.

Luego de ser recibido en el auditorio Silvano Barba, campus La Normal, por el estudiantado con pancartas de colores con la leyenda “¡Bienvenido Antonio Muñoz Molina!”, el autor ofreció la conferencia “Contrapuntos lingüísticos y literarios”, en la que conversó con la académica Teresa González Arce.

El escritor, miembro de la Real Academia Española, confesó que lleva un diario desde 1992 y animó a las y los asistentes a escribir en un cuaderno las cosas que ven, que escuchan y lo que sucede en las calles.

Recalcó que éste es un ejercicio que requiere disciplina, pero que con el tiempo se puede convertir en el sustrato de una buena novela o historia. También destacó la importancia de los diarios como elementos de memoria y en los que el presente está siempre latente.

“Cuando vuelves a ellos te das cuenta de cosas que se olvidaron, porque la memoria es mucho más débil de lo que parece”, sentenció quien ganó el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2013.

Muñoz Molina animó a las y los estudiantes a escribir y a no tener miedo de hacer historias a partir de los lugares en los que viven y las cosas que experimentan.

Criticó a quienes tienen la idea de que la escritura sólo puede ser posible cuando vives “aventuras literarias”; por el contrario, ésta se construye incluso desde asuntos domésticos que son contados de forma extraordinaria.

“Mucha gente tiene el complejo de decir que vive en tal ciudad y es un complejo que te anula y te hace perder mucho tiempo, porque quieres vivir experiencias que siempre sean literarias, y muchos escritores han contado lo que tienen por delante. En las mujeres esto es muy marcado, porque habían sido siempre acotadas a su casa, trataban de asuntos domésticos, pero que son hermosos. Hay que saber que no hay jerarquía, que cualquier cosa bien contada puede ser memorable”, declaró.

El también periodista y autor del libro Ventanas de Manhattan, contó que comenzó a trabajar en el diario de su pueblo Úbeda, España, con la intención de contar esas historias y mostrar su literatura.

Post Views: 726