Concluye el Programa Delfín

823

Se trata principalmente de impulsar el interés por la investigación en estudiantes de licenciatura y también motivarlos a que hagan un posgrado. Así lo explicó Rebeca Isaac Virgen, coordinadora del Programa Delfín en la Unidad de Vinculación de la Universidad de Guadalajara.
Se llama Delfín porque tiene sus orígenes en las instituciones educativas de la costa del Pacífico, sin embargo ya están incluidas más de 40 universidades de todo el país, y se trabaja en investigaciones de las distintas áreas del conocimiento.
El programa consiste en que los estudiantes de educación superior se involucren en el proyecto de investigación que esté realizando algún profesor en cualquier universidad de México. La función del estudiante es auxiliar al investigador con su trabajo y aprender de él durante un tiempo máximo de dos meses, en el periodo del verano. Al finalizar el programa, el estudiante debe de preparar una presentación para ser expuesta en el congreso que organiza la universidad sede —que varía cada año—, en donde los jóvenes investigadores muestran lo que aprendieron.
El lugar a realizar la investigación varía dependiendo del campo de estudio del proyecto que esté realizando cada investigador. “Se van a todo el país… por ejemplo, si a un estudiante le interesa una investigación que se esté realizando en el CINVESTAV de Irapuato, pues se va a Irapuato; o si se quiere ir al Hospital Siglo XXI en la ciudad de México, pues se va; o si le interesa viajar aquí mismo en el estado, por ejemplo, a Puerto Vallarta, se le da el apoyo para que se vaya a auxiliar a un investigador de ahí. El alumno puede irse a donde le interese la investigación, siempre y cuando cumpla los requisitos y sea seleccionado”.
Los requisitos con los que el alumno debe cumplir se especifican en la convocatoria que se publica a principios de cada año. Para los estudiantes que les interese participar en el Programa Delfín del verano de 2009, aparecerá la convocatoria el próximo mes de enero. El programa cubre generalmente los gastos de transporte y estancia de cada estudiante, sin embargo varía de acuerdo a cada proyecto con el que el alumno se involucre.
Las universidades participantes envían estudiantes a otras regiones, pero también reciben a muchos de ellos. Los investigadores participantes son sometidos a un proceso de selección y para ellos se abre su propia convocatoria cada año.
Este año concluyó el programa con la participación de alrededor de 400 estudiantes de todo el país, la mayoría, comenta la coordinadora Rebeca Isaac, ya está tramitando sus estudios de posgrado.
“Es la mejor manera de fortalecer la investigación científica y el posgrado, en cualquier universidad. La investigación debe de ser la prioridad [para los estudiantes], les cambia la vida, no solamente en el área académica, sino en la cuestión personal, es como irlos preparando para que sean los investigadores del futuro”.

Artículo anteriorDictámenes aprobados por el H. Consejo General Universitario en su sesión del viernes 29 de agosto de 2008
Artículo siguienteCarta al presidente de México