Comparten su experiencia mujeres en el deporte

Atletas narraron sus vivencias, dificultades y logros en las respectivas disciplinas durante una charla organizada por CUTonalá

1005
Foto: Com. Soc. UdeG

Su experiencia en el deporte de alto rendimiento, y los retos y dificultades que enfrentaron, fueron algunos aspectos que cuatro mujeres destacadas compartieron en una charla virtual, organizada por el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), a propósito del Día Internacional de la Mujer.

Lenia Ruvalcaba Álvarez, quien tiene su lugar asegurado en los Juegos Paralímpicos de Tokio, compartió cómo pudo combinar el deporte con la licenciatura en Cultura Física y Deportes, y ahora con una maestría.

«Hubiera sido difícil destacar en la vida sin el judo, me hizo madurar, aprender de las derrotas y de cuando la gente no facilita las cosas, eso es muy importante», señaló.

«Gracias al deporte estoy donde estoy y he podido conocer a mucha gente».

La medallista de plata en la justa olímpica de Beijing 2008, de oro en Brasil 2016 y Premio Nacional del Deporte 2016, dijo que con 23 años en este deporte, al pensar en sus próximos cuartos Juegos Paralímpicos todavía tiene hambre de refrendar el título.

La directora de Deporte Adaptado del CODE Jalisco, Gloria Sánchez, quien fuera deportista en la disciplina de atletismo paralímpico y competidora en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, recordó los desafíos que tuvo que enfrentar para sobresalir.

«Enfrenté muchos retos como mujer: viajar sola fue a veces difícil, se corren riesgos, llegué a sufrir hostigamiento de compañeros y entrenadores; tenías que resistir a esa presión y es complicado, hay que tener carácter para ser fuerte y sobreponerte», indicó.

Su incursión en el deporte fue a los 18 años, en un inicio, en natación, donde estar con personas con discapacidad que superan las limitaciones le ayudó de manera personal en cuanto a la autoestima y a ser más independiente.

Alexa Fernanda Cruz Gómez, actual estudiante del CUTonalá y practicante de la disciplina de Wushu lung-fu, recordó que tenía cuatro años cuando, impulsada por su padre, incursionó en el deporte que al poco tiempo se convirtió en su pasión.

«En una competencia importante en 2008 quedé en el último lugar y corrí con mi papá y lloré. Él me dijo que tenía que entrenar más y empecé a prepararme más horas, y así llegamos al Nacional, donde quedé en tercer lugar y fui a los Juegos Mundiales para Niños en 2011», relató Cruz Gómez.

La seleccionada nacional y segundo lugar en GunShu en el XV World Wushu Championships Shanghái, China 2019, destacó el orgullo que representa competir por México en el extranjero; dijo que se requiere mucho esfuerzo y dejar de lado convivencias con los amigos.

«Por la pandemia, no se hizo el Panamericano en 2020, y este año esperamos que se haga el mundial, pues se están reactivando los torneos y vamos a dar lo mejor», señaló.

«Llevo 16 años en este deporte, y siempre me maravillo de todo lo que he aprendido y de llevar las enseñanzas del deporte a mi vida personal».

Iraís Estrada López, lanzadora de disco y bala, quien el 22 de mayo de 2010 impuso el récord mexicano y nacional en lanzamiento de disco, y quien participó en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, ahora desde el retiro recordó esa época como una de las mejores de su vida.

«Disfruté mucho las competencias. Conocí gente de muchos países que me aportaron para seguir creciendo. El día del récord fue uno de los más importantes, me sentía segura y preparada, y quedé agotadísima al dar el cien por ciento en cada lanzamiento. Son experiencias que están grabadas en mi mente y corazón», precisó.

Señaló que ninguna meta es fácil, ya que pasas por altibajos, pero cuando se tiene claro el objetivo y el apoyo de personas se puede alcanzar.

Artículo anteriorConéctate al recorrido virtual de arte del Legado Grodman
Artículo siguienteLa ética en la investigación científica