BLUNDERBLUSS

595

Editado en su propio sello, Third Man Records, el primer disco como solista de Jack White sí tiene el ruido y la estridencia que lo ha caracterizado desde White Stripes y que ha permeado su trabajo en conjunto con Raconteurs y The Dead Wheather, pero quedan en segundo plano ante una melancolía también en solitario.

Artículo anteriorEl incendio de La Primavera
Artículo siguienteEl acecho a Wirikuta