Arcelia Ramírez: así es la vida

La primera actriz reconocida con el Mayahuel de Plata al Cine Mexicano hizo un recorrido por su carrera de teatro, cine y televisión a lo largo de casi cuatro décadas

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Arcelia Ramirez es el rostro del nuevo cine mexicano con películas como La civil (2021), El secreto de Romelia (1988), Cilantro y perejil (1995), entre muchas otras. La actriz que construyó nuevos caminos narrativos con cineastas como Busi Cortés, Carlos Carrera y Alfonso Arau, también es el símbolo de las nuevas miradas.

Arcelia Ramírez, así es la vida, es el libro que editó Roberto Fiesco, director de cine, junto con el  ilustrador y diseñador Alejandro Magallanes, bajo el sello de la Editorial Universidad de Guadalajara. En el texto se cuenta la vida de la actriz a través del teatro, el cine y la televisión.

En la charla con Roberto Fiesco, la actriz homenajeada con el Mayahuel de Plata al Cine Mexicano definió el cine como un instrumento para el autodescubrimiento personal.

“Es una herramienta maravillosa para  entender quienes somos, para eso venimos a esta vida: para despejar las preguntas que tenemos, para entender lo que está desarticulado”, dijo.

Desde los diez años de edad decidió dedicarse a la actuación, pero la ilusión se diluyó por las obligaciones de su madre y la lejanía de la escuela de teatro. Sin embargo, mientras cursaba la carrera de ciencias políticas de la UNAM, asistió a un taller amateur, en el Centro Universitario de Teatro, donde encontró su vocación artística que se mantiene desde 1988.

Su trayectoria incluye su trabajo Las sabias, una puesta en escena de José Caballero y Lorena Maza donde combinó el rigor técnico del  teatro con el ritmo de la televisión con la telenovela De frente al sol.

“Me dijeron ‘te va a dar más de lo que te va a quitar’ y eso fue por la exigencia de la televisión y, al mismo tiempo me ayudó a elegir proyectos que hablaban de la condición humana, conmovedores, divertidos donde estuvo presente el quehacer disruptivo de las mujeres”.

Para la intérprete de la película La civil, el cine mexicano enfrenta dificultades por falta de apoyo y la vulnerabilidad de los derechos de autor. De ahí que propuso el impulso de una ley de cinematografía para la protección del cine mexicano.

“Para que las personas puedan ejercer su derecho constitucional del acceso a la cultura”, destacó. 

Roberto Fiesco compartió que el texto se construyó con sesiones larguísimas los domingos por las noches debido al ritmo de trabajo de Arcelia Ramírez.

Post Views: 880