Alfonso André: Volver a empezar

619

Su tono de voz, serio y discreto, transmite una particular serenidad. Alfonso André habla de una recapitulación en su vida, de una síntesis en su historia musical, circunstancia que lo conduce hacia nuevos horizontes. De esta forma el baterista cambia de posición, y ahora concentra buena parte de sus esfuerzos en el canto. Cerro del aire, primer álbum solista de André, constituye un trabajo que permite conocer la visión y experiencia acumulada por este músico durante años.
En un momento de reafirmación y transformaciones significativas en la trayectoria de Alfonso André, finalmente, ¿qué simboliza Cerro del aire?, le pregunto. Responde: “El aprendizaje adquirido al lado de músicos y productores maravillosos. El título proviene de una calle donde está mi estudio: ‘El submarino del aire’, un lugar donde crecí. Mi primer contacto con la música fue en este sitio. Allí ensayé con Las Insólitas Imágenes de Aurora, Caifanes, La Suciedad de las Sirvientas Puercas y La Barranca”.
Un punto medular para Alfonso André, comento. “Sí, básicamente allí nació Cerro del aire. Han sido muchos inicios en todo este tiempo, y el disco habla de eso, de volver a empezar desde otra perspectiva, no en su totalidad como baterista… cambié mi papel en este proyecto”.
Para André, la voz constituye el instrumento más complicado, porque es algo intangible, e indica: “Cambia todo el tiempo. Esto puede ocurrir por el estado de ánimo o la comida. Además, debe considerarse la interpretación, darle peso a las letras. Cantar representa un trabajo bastante fuerte”.
“Estampa” fue el primer sencillo que se desprendió de esta producción discográfica, un tema que revela luminosidad, y que se nutre esencialmente de rock. Pero, ¿cuáles son las principales motivaciones de Alfonso André en esta placa?, le cuestiono. “Siempre que estás en un punto de cambio, en ese volver a empezar, aprendes de esos momentos de crisis. Son instantes de esperanza, de muchas expectativas, y muchas dudas, pero es muy rico vivirlos. Es sano volver a empezar y poner los pies en la tierra”.
En Cerro del aire participan músicos cercanos a André, viejos compañeros que conocen perfectamente el lenguaje musical de este baterista. Algunos de ellos: Federico Fong, José María Arreola (autor de las letras), Aleks Syntek, Alejandro Marcovich, Sabo Romo, Yann Zaragoza y Paco Huidobro.
Podría decirse que este álbum es un homenaje a una generación de músicos de rock en México. ¿Cómo resultó esta experiencia?
“Sobrepasó totalmente mis expectativas. Cada uno de los personajes que invité, logró adaptarse a las canciones. En el desarrollo inicial participó Federico Fong, y así fuimos elaborando cada una de las melodías”.
¿El reto para Alfonso André es plantarse como front man sobre el escenario?, le pregunto. “Es algo raro. Obviamente me siento más cómodo en la batería: es mi lugar. Con Jaguares interpreté la canción ‘Miércoles de ceniza’ durante muchos años. Al principio era bastante incómodo. Me sentí desnudo enfrente del público, pero después, todo fue más agradable. En la Ciudad de México presenté Cerro del aire recientemente, y me divertí mucho en las dos fechas que realicé. Ahora espero que vengan más conciertos”.
Inevitable preguntar sobre Caifanes, así que, después de la Cumbre Tajín, ¿planean conciertos en otros países de Latinoamérica?, le pregunto. “Tomamos la situación con mucha cautela. Ahora veremos si tenemos ganas de dar ese paso. No sabemos qué pueda ocurrir. Tal vez grabemos un disco, pero no queremos adelantarnos”.
¿Un disco en directo, o en estudio?, le cuestiono. “De la gira seguramente editaremos un álbum. Me refiero a producir material inédito. Sería interesante meternos en un estudio de grabación, aunque podría significar un fracaso, o finalmente algo interesante. No lo sabemos”.
¿Caifanes estaría dispuesto a tomar el riesgo?, señalo por último. “A mí me gustaría hacerlo. Me parece interesante ver cómo se encuentra la relación, la química entre nosotros. La idea sería trabajar en un nuevo plano creativo, no reproducir lo que hicimos. Somos cinco músicos con universos diferentes. Venimos de conceptos musicales distintos, y todo eso aporta a Caifanes. Es una suma de elementos”.

Artículo anteriorResultados definitivos del Programa de Estímulos Económicos a Estudiantes Sobresalientes 2012-2013
Artículo siguienteDictamen admitidos a licenciaturas ciclo 2012 A