Alberto Neri campeón nacional de Biología

El estudiante de la Preparatoria 5 ganó uno de los oros a nivel nacional

2756
Foto: David Valdovinos

La competencia fue ardua, pero divertida. Alberto Yahir Neri Mondragón es un apasionado de la Biología y esto lo ha hecho constar durante las competencias en las que ha resultado campeón.

A un semestre de concluir el bachillerato en la Preparatoria 5, este joven de 17 años se llevó el oro en la Olimpiada Nacional de Biología 2019, cuya premiación se realizó en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach).

A nivel nacional sólo son entregadas 15 preseas en esta competencia y Alberto Yahir es el único de Jalisco que tiene el honor de portar esta distinción.

Ahora, este joven bachiller pasa a una competencia de preselección que definirá al equipo mexicana que participará en una contienda internacional y otro que se irá a la iberoamericana.

Sobre esta experiencia, Alberto Yahir platica su sentir para la Gaceta UdeG.

¿Cómo fue la experiencia de esta serie competencias que partieron desde lo local y ahora te dejan a un paso del ámbito internacional?

Si te gusta el campo, ya lo tienes ganado. El estrés de un examen teórico como es el estatal es una exigencia mayor y tras haberlo logrado inicia una satisfacción muy importante. La Olimpiada de Biología empieza desde una fase regional y estatal, consiste en una prueba de opción múltiple, en la que se ven temas como genética, biología molecular, biología celular, anatomía, fisiología animal y vegetal, etología, ecología, etcétera. Después de los exámenes estatales se formó una delegación estatal de seis integrantes que participó en la Olimpiada Nacional, que es de dos fases: un examen teórico eliminatorio y uno práctico, donde ganamos y fuimos premiados: yo gané una medalla de oro y mis compañeros de plata. Continuaremos con la preparación para una preselección para la olimpiada internacional y la iberoamericana. De los 15 ganadores, se eliminarán a siete y los primeros cuatro lugares se van a la olimpiada internacional y los cuatro siguientes se van a la iberoamericana.

¿Y qué te significa llegar a estas etapas?

Llevamos una preparación de más de un año y medio, ahora me siento cansado pero listo. La misma competencia emociona. Cuando descubres más de estos temas te das cuenta que aún falta mucho para entender mejor y afinar detalles, como lo es la especialización que requiere la olimpiada en la que estamos. Esto es muy demandante en tiempo y esfuerzo.

Foto: David Valdovinos

De entre tantas, ¿cuál es tu rama favorita de la Biología?

Mi gusto, al que yo llamo culposo, es la Genética y Biología Molecular. Y sobre lo que creo que más aprendí es el conocimiento práctico, es el que más se dificulta, pero el más satisfactorio de aprender, porque estimula todo lo que sabes. Ese para mí es un campo muy nuevo, pero el que más me ha sorprendido.

¿Te imaginaste en algún momento que la Biología sería tu pasión?

Para tercer semestre de la prepa no tenía idea alguna de qué era a lo que me quiero dedicar hoy. Creo que ese es uno de los objetivos de la preparatoria. Yo espero que sí me dedique a Biología; sí ayudan este tipo de competencias porque se descubre lo que quieres ser.

Una vez que egreses ¿en dónde te gustaría estudiar?

Mis intenciones son estudiar Biología en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA). Lo he tenido que frecuentar por el asunto de la preparación para la olimpiada y he conocido a grandes profesores, por eso ya no me la pensaría. Puedo decir que ya conozco los movimientos ahí, lo pesado será llegar. Ya una vez en la carrera me gustaría tocar los temas de Ingeniería Genética.

Artículo anteriorDisfruta la cultura durante vacaciones
Artículo siguienteCumpliendo sueños en el boxeo